Cómo enamorarse de un robot

Según un especialista japonés, no falta mucho tiempo para que la raza humana se sienta atraída amorosamente por las máquinas. Los robots creados recientemente imitan la apariencia humana. El siguiente paso es dotarlos de emociones

Amor de robot

El investigador y experto en inteligencia artificial, el japonés Hiroshi Ishiguro ha creado unos robots con apariencia humana llamados Geminoids. Estas máquinas pueden interactuar y relacionarse con las personas sin dificultades aunque todavía carecen de emociones.

El científico asegura que cuando logre reproducir las sensaciones que caracterizan a la raza humana, legará el momento en que las personas se enamorarán de los androides.

Características de estos robots:

Se relacionan sentados y solamente mueven la cabeza, los ojos y la boca. Esto limita la expresividad y hace que se distingan de los humanos. Su equipo de trabajo ya se encuentra trabajando en la posibilidad de otorgarle sentimientos a los androides, lo cual no es nada sencillo ya que hay varios factores que influyen.

“Nuestro próximo paso es intentar representar las emociones, la conciencia de los humanos, algo que no se define solamente con determinadas habilidades o cálculos y que es muy difícil de imitar”, explica el científico nipón. El costo de cada robot es de un millón de euros.

Más allá de discrepancias éticas y morales, Ishiguro asegura que la presencia de robots en la sociedad será algo inevitable que tarde o temprano sucederá y que habrá que ir haciéndose a la idea.

Hasta el momento el especialista ha creado dos androides, uno es copia fiel del propio científico denominado Geminoid H1-2 y la reproducción de una mujer llamada Geminoid F. El especialista afirma que los robots podrán colaborar en las tareas domésticas y también podrán mantener conversaciones agradables.

La intención de esta iniciativa es la de acercar otra visión de los robots ya que en general se los asocia con cuestiones negativas, investigaciones y proyectos militares.

Sin embargo, el científico japonés aspira a demostrar que los androides pueden convivir perfectamente con los seres humanos en sus vidas cotidianas, serles de utilidad y convertirse en vínculos afectivos.

El auge del robot ha llegado a incorporarse a escenarios como restaurantes. Tal es el caso de China en donde una docena de androides son los camareros estrellas de un comercio de Shandong.

Se encargan de servir los platos, cantan y también bailan. En Corea del Sur varios androides dotados con cámaras vigilan fronteras. La gran variedad de robots japoneses incluyen recepcionistas, modelos que desfilan y periodistas capaces de hacer entrevistas, redactar crónicas y hacer fotografías.

Hasta el momento no son capaces de reemplazar a los humanos y tampoco pueden desarrollar tareas de alta complejidad, pero es indudable que ya falta menos para que puedan conseguir dar el gran salto y llevar a cabo hazañas que hasta el momento parecían insospechadas.


×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"