¿Cómo elegir un anticonceptivo?

Conoce los distintos métodos, su origen, eficiencia y formas de aplicación. Todas las opciones, en una sola nota…
Antes que todo debemos clasificar los distintos tipos de anticonceptivos:

De barrera: preservativos

Tanto el femenino como el masculino, son el único método que se consigue sin receta.

Son los más económicos y de un solo uso. Además, este método previene tantos los embarazos como el contagio de enfermedades.

Hormonales: pastillas

Son muy seguros para evitar los embarazosos no deseados pero nos dejan expuestas a las enfermedades de transmisión sexual.

Deben ser recetadas por un médico ginecólogo, y deben tener en cuenta los efectos secundarios.

-Quirúrgicos: vasectomía y ligadura de trompas

Son pensados para personas que nunca querrán tener hijos en su vida, ya que está comprobado que son prácticamente irreversibles.

Impiden los embarazosos pero no varía para nada las funciones sexuales, y tampoco impide el contagio de enfermedades.

-Naturales

Se basa en calcular los días más y menos fértiles de la mujer, o la retirada del hombre previo a la eyaculación.

No son seguros para impedir embarazos, ni para evitar contagios.