Cómo disfrutar de la playa sin engordar

Cuando uno se va de vacaciones piensa que debe dejar de cuidar su cuerpo. Algunos consejos útiles para no abandonarse y disfrutar al mismo tiempo.

“No importa, estoy de vacaciones. Cuando vuelva sigo” ¿Qué persona no dijo alguna vez esta frase refiriéndose a la dieta y los cuidados que mantenía durante el año? 

Sin embargo el seguir cuidando estos aspectos pueden formar parte importante de una buena estadía en la playa.

El comer frutas frescas puede perfectamente mimetizarse con un día de playa, con lo cual se estaría manteniendo el ingreso de antioxidantes que previenen el envejecimiento de la piel. 

Si se comen pescados y mariscos se está obteniendo la cantidad necesaria de Omega 3 y ácidos grasos benignos que mejoran el estado del pelo y las uñas.

Eso si, no es conveniente comer hot dogs o sandwiches con fiambre embutido porque acumulan muchas calorías, grasas y sales que provocan retención de líquidos que hinchan las piernas. 

Y hablando de piernas, nunca viene mal seguir al profesor o profesora de step que da clases en la playa porque de ese modo se consigue la modelación del cuerpo, y una relajación que debe estar acompañada por una adecuada elongación previa y posterior al ejercicio. 

Siguiente

Si quieres conocer las dietas que realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro gratis Adelgazar con salud-Las dietas que funcionan, haciendo clic aquí.