Cómo desarrollar el capital humano de una empresa

En la actualidad, la motivación ha pasado a ser una de las herramientas más importantes para desarrollar el capital humano de una empresa



Motivación = Mejores resultados


La investigación sobre la motivación se centra básicamente en descubrir los fundamentos y razones de la conducta humana.

Antes de que la psicología apareciera como ciencia, los filósofos y teólogos ya elaboraban teorías acerca de los motivos que llevaban a una persona a comportarse en una situación determinada de una manera y no de otra.

Las empresas que cuentan con plantillas motivadas son también las que presentan mejores números en la cuenta de resultados.


Las personas que tienen una alta motivación suelen rendir más en sus trabajos, aprovechan mejor el tiempo y alcanzan con mayor facilidad los objetivos marcados por la empresa. Esto supone un claro beneficio tanto para la empresa como para el propio empleado.

Algunas de las teorías más conocidas sobre la motivación humana (Maslow, Mc Clelland, Holland, Goleman) proponen descubrir cuáles son las aspiraciones e intereses profesionales de cada empleado para construir un plan motivacional acorde con sus características y los resultados deseados a nivel empresarial.

Más allá del dinero

Es imposible negar lo evidente: el dinero es importante, ya que es una de las cosas que motiva a quien trabaja para acudir a su puesto de trabajo. Con el salario se cubre gran parte de las necesidades que Maslow ubica en la base de su famosa pirámide: alimento, ropa, techo, ocio, etc.


Cuando una persona recibe por primera vez una compensación económica por el resultado de su trabajo, es evidente que la motivación alcanza niveles máximos, ya que se entiende esa bonificación como justa recompensa al trabajo profesional y bien realizado.


Sin embargo, el peligro radica en que una vez que esa captación de dinero se repite, pasa a considerarse como un derecho adquirido, como un plus a sumar en un plan laboral, y pierde así el valioso poder de motivar.

No se trata de que deban desaparecer las compensaciones económicas. Pero no se pueden convertir en el único método empleado para motivar al personal.

10 tips para motivar a sus empleados

– Involucre a los empleados en los proyectos de la empresa.

– Cuide el ambiente de trabajo, hágalo agradable y atractivo.

– Sea agradecido con su gente.

– Minimice la dependencia y fomente la autonomía.

– Brinde feedback permanente, retroalimentación e información sobre los procesos.

– Ofrezca información genuina sobre la empresa.

– Dedíquele tiempo a sus empleados.

– Establezca alianzas individuales con cada trabajador

– Celebre los éxitos y revalorice los fracasos como oportunidades de aprendizaje.

– Estimule la excelencia en el desempeño personal y grupal.

Cuando se adquiere el hábito de involucrar a los empleados en la toma de decisiones que les afectan directamente, se descubre que son muchos los temas en los que se puede solicitar su opinión.

Lo más importante cuando tenemos trabajadores bajo nuestra responsabilidad no es la cantidad de poder que tenemos sobre ellos, sino cómo utilizamos ese poder. Hay que tratar de que los empleados se conviertan en colaboradores y para ello hay que darles libertad para tomar algunas decisiones.


Siempre obtendrá mejores resultados de una tarea que se realiza de forma “desorganizada” por personas implicadas y comprometidas con ella, que de una tarea detallada y definida en cada paso realizada por personas desganadas y que no se sienten partícipes de la misma.

Permita que cada empleado exprese su propia forma de ser, la confianza en sus empleados es la base de su productividad.

Toda empresa tiene (o debería tener) unos objetivos que alcanzar. Estas metas deben ser conocidas por los empleados. Todos deben tener claro en cada momento tanto la situación de la empresa con respecto a esos objetivos, como su propia situación.


Estos son algunos métodos prácticos y sencillos para aumentar la motivación de un equipo de trabajadores. De las altas jerarquías depende llevarlos a la práctica y mejorar tanto el ambiente de trabajo como el rendimiento de los empleados.

No esperes que la suerte golpee a tu puerta y diga: “Tengo un trabajo para ofrecerte; uno que te hará sentir feliz y completo”. Tú puedes (y debes) organizar el futuro de tu carrera profesional. Este curso gratis de Planificación de tu Carrera Profesional te ayudará a lograrlo.