¿Cómo decorar una puerta?

Ya sea la puerta de entrada, del baño o de alguna de las habitaciones, solemos olvidarnos de decorarla. Con unos simples retoques puedes cambiar el ambiente por completo, sin ocupar lugar…
1. Pinta la puerta con pintura de pizarrón para poder escribir y borrar cuantas veces desees.

Es ideal para el cuarto de los niños o para la cocina.

2. Vinilos

Con un bonito vinilo de fácil aplicación podes personalizar cualquier puerta.

3. Pon un aplique en el cuarto de baño para indicar quienes pueden ingresar. Hay clásicos y divertidos, para todos los gustos.

4. Pon apliques (tipo manicure) en tu puerta para formar una guarda.

5. Cortinas

Si usamos cortinas para tapar ventanas, ¿por qué no podemos hacerlo con las puertas?

6. Iniciales

Personaliza el cuarto de los niños con una bonita inicial.

7. Espejos

Aprovecha la puerta para colocar espejos y ahorrar espacio.

Puedes colocar uno grande o algunos pequeños a modo decorativo.

8. Vintage

Despreocúpate porque tu puerta este impecable y píntala con un toque vintage.

9. Manija

Deja tu puerta como te guste, y dale un toque a la manija. Píntala de otro color, ponle un aplique o hazle un sello.

10. Llamador

Tu puerta de entrada, hazla simple de un material durable y seguro. Haz que nadie se olvide de ella colocando un bonito llamador, como en los viejos tiempos.

11. Puerta con puerta

Para los niños o las mascotas, haz una pequeña puerta a la que solo ellos puedan acceder.

También puedes crear una falsa puerta. Más pequeña, coloca otra puerta que atrás contenga un paisaje o algún secreto que tus hijos quieran guardar para ellos solos.