Como decorar una cocina pequeña

Te enseñamos a decorar tu cocina combinando lo estético con lo práctico
  
  


La cocina es para muchos hogares el ambiente en el que se desarrollan más
actividades. Hay diferentes cocinas, incluyendo las cocinas office o comedores
diarios, las que tienen desayunador, las que tienen conexión a un patio o
terraza.


La decoración de las cocinas ha cambiado, pero hay una constante en cuanto
combinan estilo y buen criterio decorativo, con lo utilitario y práctico.


La cocina puede tener muchas y muy diferentes funcionalidades, dependiendo
aquellas personas que la utilicen. La cocina de un soltero no es lo mismo que la
de una familia con varios hijos.

Un hombre o mujer que vive solo y trabaja todo
el día, tiene poco tiempo para cocinar y está muy poco tiempo en su casa,
mientras que una
familia
numerosa vive una realidad distinta.

Por ello, quizás
lo  más importante a la hora de decorar una cocina es tener clara su
funcionalidad y la necesidad que debamos satisfacer con ella.


Tener tiempo para cocinar, hacer una compra semanal, mensual o diaria, tener
espacio para ubicar un lavarropas o un secaplatos, son factores que inciden a la
hora de elegir cómo decorar una cocina.  

Funciones de la cocina


Antes de cualquier modificación se deberá pensar siempre qué tipo de actividades
se desarrollarán en este lugar.

Como hemos dicho, por pequeña que sea, la cocina
más que un lugar limitado al hecho de  cocinar, sino que también hace las veces
de oficina, sitio de lectura o costura, taller de pintura o barnizado, lugar
donde hacer las cuentas de la casa o los deberes del
niño y una de las más
importantes: ser centro de reunión de la familia en los contados momentos en que
todos sus integrantes coinciden a una misma hora en la casa. Cada una de estas
actividades requieren de áreas específicas que se pueden compartir o anexar a la
cocina.


Algo muy importante es consultar a profesionales para encontrar
consejos para
visualizar lo que será una cocina y su decoración.

Las necesidades y
requerimientos es algo fundamental,  pero es bueno tener en cuenta una serie de
puntos como los que siguen.

Tres sectores en la cocina


El ambiente debe organizarse  en tres sectores, esto es tres zonas
diferenciadas: cocina, limpieza y secado. Estos tres polos deben estar cerca
entre ellos para poder trabajar y actuar en un espacio coherente.

Además, si las
tuberías del agua no obligan a colocar en un espacio determinado la pileta, es
bueno colocarlo en las proximidades  de una zona con  luz natural.


Créase o no, los  electrodomésticos, que brindan ayuda, pueden ser un factor que
quita espacio si están mal ubicados: la circulación es muy importante en una
cocina.

Hay que pensar que las puertas ocupan un espacio a la hora de moverse
por la cocina y no solo la de entrada al ambiente: también las de la heladera,
el horno, el microondas.

El espacio que se ocupa cuando alguien se sitúa delante
de la pileta o la mesada también dificultará el paso, sobre todo, en espacios
reducidos como lo es la cocina de un departamento de uno o dos ambientes.


El
diseño en la cocina


Hablemos del diseño. Antes de poner manos a la obra, conviene revisar el tipo y
estilo que le agradaría; tradicional de madera, rústica tipo country inglés,
línea blanca, moderna con acero y vidrio, económica, abierta tipo loft, o con
mesa rebatible.

Guíese con revistas de diseño, que siempre pueden disparar una
idea novedosa. Esto también puede aplicarse a los artefactos. En este aspecto es
importante considerar las medidas del ambiente y de los artefactos.


Hacer un
dibujo en planta del ambiente en escala, puede ayudar también. Animarse a pensar
en el futuro también ayuda: evalúe las posibilidades de comprar alguna vez un
microondas, la grifería, los muebles o un anafe, como será la mesada y las
bachas de la pileta, es algo que gana en satisfacciones.

Por el contrario, no
ser previsor es algo que después se reflejará en un error conceptual que puede
llegar a determinar un futuro más o menos inmediato con muy poco espacio. 


Es sabido que un buen diseño requiere arte y habilidad en el manejo de los
espacios, pero para que sea una cocina funcional, por tanto cómoda, debe
respetar una "línea de proceso", que tenga en cuenta las tareas en el orden en
que estas se realizan.

Se trata en todos casos
de  crear una eficiente zona de trabajo y área específica para cada una de
estas actividades. La mesada para preparar los alimentos.

La heladera  y cerca,
los muebles de sobre/bajo mesada o alacena, estantes. Para el lavado la pileta, y
para la cocción el horno, el anafe, el microondas, grill eléctrico u horno
eléctrico.


Para tener un hogar decorado
profesionalmente por ti mismo, aprende los secretos de la
decoración de interiores
en nuestro curso
gratis
El color aplicado al diseño interior.
Inscríbete ahora haciendo
clic aquí
.