Home > Dinero > Emprendimientos

Rentabilidad y Ventas

Cómo controlar el rendimiento de una empresa

Cómo obtener ganancias en una actividad empresaria depende de varios factores internos, además de los externos. Aquí te mostramos cómo controlarlos...

Monitorea el trabajo y los ingresos diariamente o en forma semanal



Lleva un control semanal. Controla los rendimientos y los números de los empleados en forma semanal, de ser posible en presencia de los mismos.

Pregunta cómo van las cosas y cómo podrían ir mejor. No permitas que se acumule la presión. Debes ser claro, estimulador y específico.

Observa el trabajo en relación con el plan. Esta es la clave. No mirés al trabajo en relación a interrupciones o excusas, ni a cualquier otra cosa.


Comienza con un claro compromiso y, en un ambiente alejado de los reproches, echa una mirada honesta a la distancia entre el plan y los logros actuales. Si algún miembro del equipo no está alcanzando los objetivos, entonces averigua por qué.


Cuando descubras la causa, determina si es una cosa excepcional o si volverá a suceder. Si comprendes que se trata de una situación única, que no volverá a repetirse, entonces no te la tomes con el empleado. ¿Pero qué sucede si el problema es recurrente?


Será en este caso que debes decidir si la causa del problema está bajo tu control, bajo tu capacidad de influencia, o fuera de tu influencia por completo.

Luego comienza a trabajar para arreglar las cosas que están bajo tu control o dentro de tus posibilidades de influencia.

Si no tienes control sobre la situación, entonces acepta que no puedes hacer cambios y busca la forma de alcanzar tus objetivos.


En algunos casos, la solución será obvia y práctica. En otros, deberás recurrir a tu creatividad. Haz lo que sea necesario, pero hazlo sin perder tiempo.


Definir el trabajo


Los empleados que no están en ventas podrían no generar generar ingresos genuinos, y estarían de esta manera influyendo negativamente en tu negocio.

Cada miembro del equipo debe contribuir en la entrega de valores al cliente, ya sea reduciendo costos o reduciendo riesgos.

Encuentra el factor crítico del éxito que cada empleado contribuye a la empresa.

Por ejemplo:

· Un asistente de comercialización puede generar noticias, anuncios y avisos capaces de incrementar las ventas.

· Tu contador debe conocer la forma de hacerte pagar el mínimo posible de impuestos.

· El guardia de seguridad previene vandalismo, robos, y ataques a los empleados.


Cuando las actividades se encuentran bien definidas, el trabajo del empleado adquiere un nuevo valor. Esto permite que cada miembro del equipo se mantenga concentrado en sus tareas, al tiempo que tus revisiones constantes los ayuda a mejorar y a agregar más valor.


Controlar los gastos semanal o mensualmente





Son muchos los negocios que permiten que su información financiera se amontone en una caja de zapatos hasta el fin del año para luego llevarla a lo del contador.

El dinero es la sangre de la vida de cualquier negocio, de modo que deberías estar tomándote la presión sanguíneo-monetaria al menos una vez a la semana. ¿Cuánto dinero estás gastando? ¿Cómo se compara esto con tu plan?

¿Gastás en la forma que lo habías planeado? Si das respuestas a estas preguntas semanalmente, puedes corregir tu rumbo y tu velocidad, tu alcance y tu destino.

Monitorea el progreso en forma mensual


El paso final de este plan es chequear el progreso –o los ingresos– en forma mensual. Pregúntate qué puedes hacer para ganar más y gastar menos y busca la forma de conseguir los resultados lo más rápido posible.

A medida que vayas encontrando las maneras de mejorar en estas áreas, ganarás mayor velocidad y pronto generarás rentas netas más importantes.

Los negocios alcanzan el verdadero éxito cuando consiguen relacionar cada empleo con la ganancia de dinero, la reducción de costos, la producción de mejores resultados, o la reducción de riesgos.


Motiva a tus colaboradores haciéndoles saber que lo que ellos hacen es importante. Luego enséñales a sacar el máximo de sus calidades, y evalúa su progreso semana a semana y mes a mes.

Con esta sencilla guía, no sólo conseguirás alcanzar tus objetivos sino que lograrás superarlos ampliamente.

Anterior: ¿Por qué mi empresa no gana dinero?

Si quieres aprender a vender como los mejores, te sugerimos inscribirte ahora en nuestros cursos gratis (haz clic en el nombre del curso de tu interés):

Técnicas profesionales de ventas
Satisfacción del cliente


 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

"Como contolar el rendimiento de una empresa"

Por BOBY


Mas notas del autor:

La Redacción

Isla flotante

Isla flotante

La isla flotante es uno de los postres más clásicos, y adecuado para cualquier ocasión. Con esta receta, aprenderás a prepararlo sin dificultad...

Cómo encontrar familiares o antepasados polacos

Cómo encontrar familiares o antepasados polacos

Consulta: “Me dirijo a ustedes, con el objeto de solicitarle por favor información sobre familiares míos en Polonia o en alguna otra parte del mundo…

La crisis financiera explicada a los niños

Las hipotecas subprime y el inicio de la crisis financiera mundial, en una explicación al alcance de todos

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: