Cómo construir una veleta con materiales reciclados

Te enseñamos a construir una veleta para tu casa, con materiales de descarte

Otra alternativa de veleta fácil de hacer e igualmente efectiva





Primero, se deberá conseguir una tapa plástica como las de champú o desodorante.

Segundo, deberá buscarse un rodamiento de bolas que encaje perfectamente en la tapa.

Es clave que no llegue hasta el borde superior, sino que quede un poco más abajo.

Para la construcción de la  veleta, se deberá elegir un  tubo de plástico.

También hacerse de un una chapa metálica de aluminio preferentemente, lo que posibilitará que no se oxide con el tiempo y la exposición a la intemperie.

El rodamiento irá encajado a la tapa plástico, y se deberá fijar con pegamento.

Fijarlo con un pegamento instantáneo o con silicona.

Hacer dos agujeros enfrentados en el tapón, un poco por encima de donde esta colocado el rodamiento, del mismo diámetro que el tubo de plástico; éste atravesará el tapón de parte a parte.

Antes de colocar este tubo, fija la pala de la veleta a él con unos tornillos con sus correspondientes tuercas y arandelas. Hacer dos agujeros para fijar estos tornillos ya que con uno sólo la pala de la veleta podría moverse.





Al meter el tubo de plástico por los agujeros del tapón de champú, procurar que la veleta quede equilibrada, es decir, que pese lo mismo por un lado que por otro, para que en caso de viento flojo no se mueva engañosamente.

Por último, busca un tubo del diámetro adecuado y le metes en el hueco del rodamiento que te ha quedado libre. Este tubo también lo puedes fijar con pegamento rápido o silicona.

Anterior: HTML clipboard Cómo hacer una veleta para el jardín



Aprende a realizar tus propias artesanías y manualidades con nuestros cursos gratis, haciendo clic aquí.