Cómo comer bien fuera de casa

Consejos claves para alimentarte correctamente cuando no estás en tu casa


Las prisas y la falta de tiempo son las principales causas por las cuales una persona se inclina por consumir comidas rápidas o que tienen mucha grasa.

Si no queda otra alternativa que comer afuera hay que optar por platos ligeros y lo más sanos posibles como ensaladas, quesos, frutas y pescados”, sostiene la nutricionista española Maricruz Biela.

Los alimentos a la plancha o al vapor son los más sanos y confiables cuando no están preparados por uno mismo.

“Las verduras y hortalizas y el pescado son las opciones que se deben tener en cuenta al comer afuera”, aconseja la profesional.

En cuanto al postre, las frutas de estación o los helados pueden ser recomendables. “Todo lo que exija mucha preparación es mejor dejarlo de lado.

Los ingredientes que se utilizan en las cocinas profesionales son desconocidos para los clientes y no es extraño que caigan mal, sobre todo es un peligro para aquellas personas de estomago delicado, que son los que más deben cuidarse”
, continúa diciendo Biela.

Alimentos que se deben evitar:

· Toda clase de comidas fritas

· Salsas (sobre todo las desconocidas)

· La llamada “comida basura

· Bocadillos

· Platos preparados que se venden en los restaurantes para llevar. Nunca se sabe cómo están hechos y todos los ingredientes que tienen.

Si la comida de restaurant no ha dado resultado, lo mejor es prepararla en casa y llevarla en un recipiente adecuado.

“Esta idea es más económica y más sana ya que conocemos nuestros propios gustos y aquello que nos cae mal lo podemos dejar de lado”, explica la profesional.

Comida para llevar al trabajo:

· Ensalada de pasta y vegetales. Ideal para cuando hace calor. Fácil de preparar. Tan solo hay que hervir la pasta y las verduras a elección: pueden ser zanahorias y patatas cortadas en trozos muy pequeños.

· Sándwich de pollo con pan integral: cocinar a la plancha un filete de pollo agregarlo al pan junto a una rodaja de lechuga y tomate. Se puede llevar en pequeños sobres condimentos como mayonesa o demás aderezos a elección.

· Carne con patatas al horno: cocinar una carne al horno y cortarla en finísimas rodajas. Las patatas también deben tener la misma cocción y cortadas en delgadas capas. Colocar en un recipiente adecuado.

· Las frutas son las mejores aliadas a la hora del postre.

Estas comidas son sanas, naturales y se pueden llevar sin problemas al trabajo. “Aprender a comer es posible. Siempre es más fácil inclinarse por el consumo de comida chatarra o alimentos que a la larga hacen daño. Cocinar sanamente es más sencillo de lo que se piensa. Solamente hay que crearse la costumbre”, opina Biela.


Y si quieres aprender los secretos para vivir más y mejor a través de la comida, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Nutrición saludable, haciendo clic aquí.