Cómo cambiar de banco

Las malas experiencias hacen que cada vez más los consumidores decidan cambiar de banco. ¿Qué cosas hay que tener en cuenta para no equivocarse en la nueva elección?

Las causas por las cuales un cliente decide rescindir su contrato con un banco y pasarse a otro, son muchas. Las quejas más habituales de los clientes son la mala atención, elevadas comisiones, falta de información y escasa predisposición a resolver los problemas que surjan.

La tarea de cambiar de entidad puede resultar tediosa sobre todo para aquellos usuarios que llevan muchos años con un mismo banco y tienen muchos recibos domiciliados.

¿Por qué la gente quiere cambiar de banco?

1.- otra entidad mejora las condiciones hipotecarias: es conveniente pedir una información completa si se recibe una oferta de otro banco ya que siempre hay gastos de notaria y gestoría que el cliente debe asumir en el momento del traspaso. También hay gastos de subrogación.

2.- Cobro de comisiones: muchas veces no se está atento en el momento de firmar el contrato con el banco a cuánto ascenderán las comisiones. Es mejor preguntarlas de antemano para poder comparar.

3.- Trato personal deficiente: Es una de las principales razones. Los agentes bancarios no cubren las expectativas.

 En muchas ocasiones ignoran cómo solucionar los problemas lo cual hace que se genere un descontento y frustración por parte del cliente. La tardanza en la resolución de inconvenientes hace que el desgaste se haga evidente con la consecuente decisión de cambiar de banco.

4.- Descuento en recibos: algunas entidades abonan en la cuenta un porcentaje de los servicios que el cliente domicilie. Esta oferta suele durar por unos meses. Es poco frecuente que sea una promoción indeterminada.

Cómo cambiar de banco paso a paso:

Abrir una cuenta en la entidad deseada sin cerrar la cuenta actual. Lo que se debe hacer sin perder tiempo es llamar a todas las empresas con las que se tienen servicios y anunciar el nuevo número de cuenta, en caso de que se debiten los recibos automáticamente de la cuenta.

Una vez se esté seguro que todos los recibos entrarán en la nueva cuenta, se podrá proceder con el cierre de la primera. Las tarjetas deben ser devueltas. Una cuenta no podrá cerrarse si hay deudas pendientes.

Por tal motivo siempre es conveniente estar al día con los pagos o no realizar gastos con tarjetas de crédito si se está pensando en cerrar la cuenta.

Mantener una cuenta inactiva no es buen negocio ya que se cargarán gastos de mantenimiento y no tendrá sentido si no se le da un uso adecuado.

Es posible que el banco cobre una comisión por la cancelación, pero es mejor pagarla a mantener una cuenta en la que se ocasionen gastos por no usarse.

Asegurarse de lo que se desea obtener en esta nueva oportunidad e informarse muy bien sobre los beneficios y desventajas que ofrece este nuevo banco.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)

Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para inversionistaes gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero