Cómo barnizar cada tipo de superficie

Las maderas no son todas iguales, y tampoco la técnica para barnizar cada una de ellas...

Si trataremos una superficie nueva





Las maderas necesitarán una preparación previa al barnizado. Una vez concluidas todas las fases, conseguiremos una superficie con un aspecto muy atractivo.

Lo primero será homogeneizar y alisar la madera con papel de lija del número 00 ó 000. Siempre lijaremos siguiendo la veta de la madera, y después eliminaremos el polvillo con un cepillo suave.

Tras el lijado, aplicaremos una primera mano de penetración con barniz diluido en aguarrás. También podemos utilizar productos especiales para la conservación de la madera. A continuación daremos una primera mano de barniz.

Dejaremos secar al menos 24 horas, respetando las instrucciones del fabricante, y aplicaremos una segunda mano, tras lijar muy suavemente la primera capa si procede.

Si se trata de una superficie en mal estado


Si ya tiene aplicados otros barnices, debemos ante todo eliminar esas capas. Para ello se deberá lijar la superficie o bien utilizaremos un líquido decapante o quita pinturas.

Después, se limpiará bien la superficie de cualquier resto del producto, y recién entonces se podrá proceder al barnizado.

Si se trata de una superficie en buen estado





Sólo se debe lavar la madera con agua y un detergente neutro, y, tras dejarla reposar hasta que haya secado totalmente, trabajarla suavemente con papel de lija. Después, se podrán quitar los restos de polvo y aplicar o dos manos de barniz.

Anterior: Secretos para barnizar maderas



Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Bricolaje y Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.