Cómo ayudar a tus hijos con las tareas escolares

3 trucos para reducir el estrés de ayudarles con la tarea y conseguir que las terminen más rápido y mejor
  
  



Una pregunta que los padres suelen hacerme es por qué su hijo tarda más del
doble o el triple de tiempo en hacer las tareas que el resto de sus compañeros
de clase y qué pueden hacer al respecto.

Este artículo presenta tres trucos que
los padres pueden poner en práctica para reducir el estrés que esta situación
les produce y conseguir que sus hijos sean más rápidos con las tareas.

Por qué
tardan en hacer las tareas


Normalmente los niños que experimentan problemas a la hora de hacer los deberes
comparten las siguientes características:

1 –
Presentan importantes
problemas de atención tanto en la clase como a la
hora de
hacer la tarea
en casa.


2 – A menudo presentan problemas de percepción visual y se saltan palabras o
líneas completas al leer, o tienen dificultades para copiar información de la
pizarra o el libro de texto.


3 – Se ponen tensos cuando hacen la tarea y, a menudo se sienten perdidos.

Cuando un
estudiante tiene problemas para prestar atención en clase, suele requerir que se
le vuelva a enseñar la información en casa. Lo que convierte los 45 minutos que
necesitaría para realizar las tareas en una hora y media de trabajo e incluso
dos.


Consecuencias de las dificultades en la percepción visual

Los
problemas de percepción visual afectan a las tareas que los estudiantes realizan
de varias maneras:


1 – Ya que experimentan problemas para copiar la información de la pizarra
correctamente, pasan bastante tiempo tratando de descifrar lo que han escrito.


2 – Al omitir palabras o líneas al leer, no comprenden la información con
claridad y tienen que realizar frecuentes regresiones en la lectura.


3 – Cuando realizan problemas de matemáticas, no suelen alinear su trabajo
correctamente, suelen perder los signos de la resta y división; y esto les lleva
a cometer errores por descuido.

Los estudiantes que presentan estas dificultades se suelen ponen tensos cuando
hacen la tarea y esto desemboca en discusiones con sus padres.

Este
hecho se debe a un proceso que comienza en la escuela y que viene determinado
porque:


– Los estudiantes son demasiado tímidos para hacer preguntas en clase, lo que
hace que simplemente se atasquen.

– El
estudiante o el padre se enfade; y entonces…


– Comience una disputa padre/madre e hijo o hija que suele desencadenar en una
auténtica batalla campal.

Lo que
recomiendo a mis clientes

En los
casos de niños que necesitan demasiado tiempo para realizar la tarea escolar
diaria, suelo aconsejar a los padres que:

1. Traten de permanecer tranquilos cuando
ayuden a hacer la tarea a sus hijos.

2. Si notan que el hijo se estresa, le den un
descanso de un par de minutos.

3. Los hidraten antes de hacer la tarea y
mientras la realizan.

4. Al leer, utilicen un marca páginas o el dedo
índice para evitar que se pierdan al saltar de derecha a izquierda con el cambio
de reglón.

5. Si la atención supone un problema
importante, deberían considerar solicitar un diagnóstico de TDAH por parte de un
psicopedagogo especializado o por el orientador del centro al que asiste.

Si tu
hijo presenta una discapacidad de aprendizaje o problemas de atención, esto
tendrá un impacto significativo en su rendimiento académico, y el estudiante
puede necesitar que se le elabore un
Plan Individualizado de Educación
que
incluya adaptaciones curriculares como:

– Una copia de los apuntes facilitados por el profesor o por otro
estudiante.

– Que sea
sentado próximo al profesor para mejorar su atención.

– La
revisión de las tareas por parte del maestro antes de llevarlas a casa.

– El
contacto diario con el profesor a través de la agenda escolar, que deberá ser
firmada por el padre o la madre.

– Un
sistema de alerta temprana, donde el maestro advierta cualquier problema desde
el comienzo de su aparición.
– El apoyo de un equipo interdisciplinar en el centro educativo.

Conocer
los derechos de los hijos en el centro educativo es algo que todos los padres
deben saber, especialmente los padres de niños con Necesidades Específicas de
Apoyo Educativo.

Por eso, es uno de los temas en los que insisto en mi servicio

Conviértete en el terapeuta de tu hijo,

donde proporciono estrategias a los padres para que asuman el rol de terapeuta y
tomen las riendas del desarrollo de su hijo o hija.


Jenny Guerra Hernández.

www.psicopedagogiaencasa.com