Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Como ahorrar en tecnologia

Con un solo dispositivo que cabe en nuestro bolsillo, podemos poner nuestra vida en piloto automático y tener más tiempo para ir de compras, pasear y comer comida rápida. Pero, ¿realmente necesitamos que todos sean del último modelo?

Por supuesto que no, pero nos facilitan la vida. Así que, vamos a reformular la pregunta: ¿realmente necesitamos un nuevo aparato con tanta frecuencia?

¿Realmente necesitamos actualizar nuestro teléfono cada 6-12 meses, comprar una nueva computadora cada 1-4 años, comprar el último dispositivo, el más grande, en el momento en que sale al mercado?

Todos sabemos que la tecnología cambia rápidamente, siempre hay algo nuevo. Semanas después de comprar el aparato tecnológico más avanzado, queda obsoleto ante una mejor opción.

Es simplemente imposible mantenerse al día con cada nueva generación de productos.

Y, sin embargo, ante la imposibilidad, nosotros perseveramos y prácticamente nos matamos entre nosotros tratando de mantenernos al día con lo que la sociedad considera el sueño occidental: un televisor en cada habitación, una computadora, una computadora portátil, una tableta, un smartphone, una impresora, el servicio de internet más rápido, un televisor más grande, una computadora mejor, un disco duro externo, una computadora portátil más rápida, nuevos auriculares, un smartphone más avanzado, una conexión a internet más veloz, una nueva cámara, una televisión 3-D…. usted entiende la idea.

¿No es increíble que apenas escuchamos rumores sobre el
iPhone 5S, de repente nuestro iPhone5 parece un juguete monótono, incapaz de entretener a un Neanderthal?

La industria de la tecnología, específicamente la industria de la tecnología para el hogar, es una gran estafadora cuando se trata de convencernos de que lo que necesitamos es el nuevo desarrollo tecnológico AHORA.

La industria, como toda gran industria, es experta en reavivar constantemente sus deseos de tener algo nuevo, y convencerlo de que lo que tiene simplemente no es lo suficientemente bueno.

Cada 3 – 12 meses Apple lanza un nuevo modelo de iPhone, y hace que el modelo anterior sea viejo.

Sus ventas siguen aumentando, y la gente sigue desembolsando el dinero que tanto le cuesta ganar por algo similar a lo que ya tienen. ¡Y eso no pasa sólo con el iPhone!

Muchos otros aparatos electrónicos alcanzan la condición de “necesarios en nuestra vida” a diario.

¿Cómo es posible que un dispositivo que puede hacer de todo, incluso tener una conversación con nosotros, nos aburre en menos de un año?

Nuestros abuelos solían jugar al frontón durante una tarde entera. ¡Al frontón! Un juego tan simple que puede explicarse con dos palabras: pared y pelota.

Trate de hacer lo mismo con el Final Fantasy. Y, sin embargo, después de más de 20 juegos de Final Fantasy, necesitamos más, más, más.

En comparación con una generación atrás, todo el mundo tiene de todo y, sin embargo, mucha gente tiene deudas y/o vive al día.

Entonces, ¿la única solución es irse a vivir a la montaña y vivir sin aparatos tecnológicos? De ninguna manera. La respuesta es mucho menos extrema.

Disminuya la frecuencia de sus compras de aparatos electrónicos. Eso es todo.

Mientras pueda navegar por internet, sacar fotos y filmar videos, llamar a sus amigos y familiares, jugar una cantidad infinita de juegos, tomar notas y saber su ubicación exacta en un abrir y cerrar de ojos, no necesita un nuevo dispositivo que realice exactamente las mismas funciones, pero con la única ventaja de que le escanea la huella digital por un costo adicional de US$500 o más.

Los dispositivos en sí mismos no son un desperdicio de dinero, ni mucho menos. Es un desperdicio comprar un nuevo aparato similar tan seguido. Veamos algunas soluciones a este hábito tan costoso:

Sea honesto con usted mismo.
Compre un solo dispositivo que satisfaga sus necesidades. No compre uno nuevo hasta que REALMENTE lo necesite.

Si hay una cámara incorporada en su teléfono, realmente necesita una cámara de US$2800? A menos que usted sea fotógrafo profesional, la respuesta es no.

Busque ofertas.
Para muchas personas, una oferta significa que, dado que el producto es tan barato, uno tiene dinero de sobra para jugar a "¿cuál es la forma más rápida de vaciar mi billetera?".

Esto anula el objetivo de comprar productos en oferta. Aproveche las ofertas, pero no gaste sus ahorros en cosas que no son necesarias.

Sea paciente. Algunas de las mejores ofertas pueden aparecer en cualquier momento. Utilice sitios
de comparacion para asegurarse de aprovechar el mejor precio posible.

Actualice en lugar de comprar productos nuevos

La próxima vez que su computadora comience a procesar información en cámara lenta, considere la opción de actualizar sus componentes, en lugar de comprar una nueva.

Si usted tiene 8GB de memoria RAM y la computadora tiene capacidad para 16GB de RAM, simplemente agréguele más memoria RAM.

Las actualizaciones no siempre serán más baratas, pero suelen serlo.
Asegúrese de comparar los precios.


Espere a que baje el precio.
Sólo unos meses después del lanzamiento de un producto, el precio inevitablemente disminuirá.

La verdad es que las empresas de tecnología desarrollan los productos años antes de que sean puestos a la venta, lo que significa que nada es realmente de último momento.

Todo lo que uno ve en el mercado es tecnológicamente inferior a lo que realmente existe. En pocas palabras, usted nunca tendrá realmente “lo mejor”.

Entonces, ¿es realmente un gran problema aguantar con su aparato que aún funciona bien sólo unos meses, o incluso años, para comprar finalmente un producto a una fracción de su precio original?

Evite comprar aparatos innecesarios.
Si usted tiene una computadora portátil que puede hacer de todo, usted no necesita una tableta sólo por el hecho de que tiene pantalla táctil.

La gente ha sobrevivido sin pantallas táctiles desde, bueno, siempre y usted también puede hacerlo.

Si usted tiene un par de auriculares de US$20 que funcionan, a menos que sea
millonario, no necesita un par de auriculares de US$1200. No, no lo necesita.

Sea racional y razonable.
Si usted es hombre y encuentra una computadora que se vende a un 10% de su precio normal, pero es de color rosa, no hay ningún problema en ser hombre y tener una computadora rosa.

Usted habrá ahorrado un 90% y podrá comer alimentos sin necesidad de financiar su nutrición con su tarjeta de crédito.

Siéntase satisfecho con los increíbles aparatos que ya posee.
Comparándose con la generación anterior, incluso la capacidad de nuestros aparatos más básicos hacen que las personas del siglo 21 sean como dioses ante las generaciones pasadas.

Tenga en cuenta esto la próxima vez que esté navegando en Amazon en busca de algo mejor.

Comprar nuevos aparatos, como cualquier tipo de compra, es una droga y un símbolo de estatus, y usted está malgastando su dinero tratando de superar a sus vecinos en la resolución de su pantalla y el tamaño del disco, para mirar imágenes en una calidad aún mayor.

¿Cuál es el apuro de todos modos? Debido a este cambio que acelera de manera exponencial, en un futuro muy próximo no vamos a poder notar la diferencia entre biología y tecnología.

Disfrute este momento, en que usted realmente tiene la opción de vivir separado de sus aparatos tecnológicos. La dependencia total está cerca.

Si deseas transformarte en un experto en computadoras y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos, te sugerimos el curso "Como aprender a diagnosticar y reparar PC”s y Laptops" que encontrarás haciendo clic aquí