Home > Dinero > Economía personal

Ahorro

Cómo ahorrar en el supermercado

¿Es posible ahorrar cuando se asiste al supermercado? ¿Cuáles son los principales errores que se cometen al comprar en grandes superficies? En esta nota le mostramos algunas sugerencias interesantes que permitirán hacer que el dinero rinda más y sin perder en calidad

Si hay algo que no se puede evitar es comer, pero sí se pueden mantener ciertas normas a la hora de adquirir los alimentos para no sobrepasarse del presupuesto deseado sin tener que renunciar a la calidad y cantidad.

 Solamente hay que saber comprar y poder discernir entre lo que es un capricho o antojo de lo que verdaderamente se requiere para contribuir con una dieta balanceada.

Recomendaciones para ahorrar en el supermercado

Si se cuenta con la posibilidad de poder recorrer varios establecimientos, lo ideal es apuntar los precios de los alimentos que se suelen consumir y comparar los resultados.

Una vez se tenga esto claro se podrá decidir en qué tienda es mejor comprar. No se debe renunciar a la calidad. Una buena compra es aquella en la que existe una concordancia entre calidad y precio.

Antes de ir de compra, hay que tener debidamente apuntada la lista de productos necesarios. No hay que salirse de ella y respetar lo que está anotado de antemano.

Es conveniente ir sin hambre ya que uno de los errores más habituales es ir al supermercado cuando aún no se ha comido.

Cada estante de cada góndola será una invitación a la tentación. Luego al llegar a casa y con el paso de los días, se podrá comprobar que gran parte de lo que se ha comprado no se consume habitualmente.

Es importante poder ver bien las estanterías y filas en donde esté el alimento deseado ya que las etiquetas con los precios más caros suelen estar a la vista de los ojos. Investigar un poco no está de más.

En muchas ocasiones se adquieren alimentos congelados que no se consumen en su debido tiempo y se corre el riesgo de tener un producto sin comer y caducado. Lo mejor en estos casos es comprar las cantidades justas.

Llevar un menú mensual en el que se puedan detallar las comidas a preparar. De este modo será más fácil poder comprar lo necesario sin excederse inútilmente.

Ir al supermercado con niños conlleva un riesgo extra ya que siempre se antojan de todo. La idea no es dejarlos al cuidado de otra persona, sino que de a poco vayan adquiriendo un hábito de lo que es saludable comer y lo que es perjudicial para ellos.

La compra debe hacerse con calma. De este modo se tendrán presentes las necesidades y no habrá descuidos ni olvidos. Para esto se necesita un buen nivel de organización tanto antes como durante el momento de la compra.

En el momento de pagar, la mejor opción para tener controlado el gasto es hacerlo en efectivo o mediante tarjeta de débito. Es mejor no contar con las tarjetas de crédito ya que siempre se suele inflar el resultado total y que se nota a final de mes.

Las marcas blancas son otra alternativa válida a la hora de ahorrar dinero. Son las marcas de los supermercados.

 La calidad es muy buena en la mayoría de los casos y siempre hay una diferencia destacada si se comparan los precios de un mismo producto con aquellos impuestos por las grandes marcas.

Hay que tener cuidado con las ofertas que se mencionan en los supermercados o tiendas de alimentación ya que muchas veces no es más que una estrategia de marketing y lo que se ahorra en un producto se recarga en otro.

Los productos precocinados tienen la ventaja de ser rápidos a la hora de cocinarse, pero son bastante más caros y menos saludables que los frescos. Si se quiere ahorrar, lo mejor es no abusar de este tipo de alimentos ya que dañan tanto el bolsillo como el organismo.

Las carnes enteras son más económicas que las fileteadas. Una alternativa es cortarlo directamente en casa y envasar estos alimentos uno mismo.

Los restos de comida pueden perfectamente re utilizarse para poder hacer un nuevo plato como por ejemplo guisos, purés, tostadas con el pan del día anterior o postres.

Cambiar la mentalidad en beneficio propio es posible. Solo basta con poner en práctica estas sugerencias para ir notando mes a mes un ahorro considerable.

¿Quieres gastar 30% menos en gasolina? Te sugerimos el libro "Aprende a ahorrar gasolina" que encontrarás haciendo clic aquí


 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

¿Cómo negociar?

¿Cómo negociar?

¿Crees saber cómo negociar correctamente para obtener lo que deseas hoy, pero tambien en un futuro? Confírmalo aquí…

Internet y nuevas tecnologías: su impacto en los planes de mercadeo

Internet y nuevas tecnologías: su impacto en los planes de mercadeo

Los profesionales que quieren mantener el liderazgo tienen que analizar y entender permanentemente cómo las alternativas tecnológicas benefician a las empresas...

Cómo evitar la transpiración excesiva

Cómo evitar la transpiración excesiva

Todos nos hemos encontrado alguna vez, de repente –y, tal vez, inexplicablemente- con dos manchas bajo los brazos. Conoce las técnicas para evitar que la transpiración atormente tu vida

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: