Cinturones de seguridad para perros

Para viajar en automóvil con un perro, es imprescindible que esté sujeto. El cinturón de seguridad es la mejor opción, pero no la única

Debemos tener en cuenta que un animal suelto en el automóvil es muy peligroso para si mismo y para los ocupantes del automóvil, en una frenada brusca o en un accidente puede herirse mortalmente, y morir o herir a los otros pasajeros.

Para evitar este problema hay que llevarlos sujetos.

Puede ser con una red en la zona de equipajes, pero tiene sus inconvenientes porque no cubre la totalidad hasta el techo, y el animal, puede saltar y pasar adelante.

Para autos de cinco puertas hay barras separadoras, pero tienen el problema que si el animal es pequeño, hay huecos donde puede pasar.

Otra opción son las jaulas, pero tienen el inconveniente que el animal se puede sentir encerrado en un espacio pequeño,

La opción más económica, y cómoda para la mascota es el arnés de seguridad, dado que le permite libertad de movimiento.

Cinturón de seguridad para perros



Al manejar un automóvil, sabemos que si llevamos un perro suelto en la parte de atrás ante una frenada, nuestro perro volará, y terminará incrustado en el parabrisas.

Debe sujetarla con un cinturón de seguridad esto evita que se accidenten en una frenada o choque, que golpeen a los demás ocupantes, que se asomen o salten por las ventanas o que lo distraigan cuando usted conduce.

En el mercado hay cinturones para un pequinés, Chihuahua hasta para un gran danés, tienen una pieza que se coloca en la base, se engancha con un tornillo y queda fijo en el auto.

La otra pieza es un pretal que puede ser de raso y paño acolchado, una tira que va a lo largo del perro que llega hasta la cadera, esto también se puede usar para pasear al animal.

Este sistema permite que el animal tenga mas movimiento, se puede echar, tumbar, moverse en el lugar, esta mucho mas cómodo que en una jaula, evitando el estrés que le produce esto.

La única desventaja es que en caso de accidente el perro no puede escaparse, a menos que lo liberen, pudiendo quedar atrapado en una situación peligrosa.

Además los automóviles no están diseñados para los perros, si bien en accidentes leves el cinturón de seguridad los protege, en alguna maniobra brusca, como un vuelco, estar atados les ocasiona mas daño, porque en realidad estos elementos están diseñados para proteger humanos y no perros.

Anterior: Consejos para viajar con sus mascotas

Compartir |

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.