Home > Salud y Bienestar > Psicología

Pareja y Familia

Cántale a tu hijo…….antes de que nazca

Hoy en día el canto adquiere una enorme importancia en la relación madre-hijo y se recomienda que desde el séptimo mes de embarazo la futura mamá le cante al bebé por nacer canciones infantiles sencillas de acuerdo al repertorio de su entorno cultural

En contra de lo que la mayoría de los especialistas creían en el siglo pasado, se considera que el canto fue la primera expresión musical de la humanidad y que la voz fue nuestro primer instrumento cuando surgió la necesidad de transmitir las emociones que solo la música es capaz de interpretar.

 

No puede ser casualidad que las pinturas rupestres se encuentren en las cavernas donde hay más sonoridad, mejor acústica, tal como lo demuestran estudios científicos llevados a cabo en Francia, lo cual sugiere que estos antros prehistóricos pudieron ser centros religiosos donde la música tenía un papel preponderante.

 

Cada rincón del planeta tiene sus raíces musicales y sus tradiciones, pero el lazo afectivo que profundiza el canto, es universal.

 

Siempre ha sido una prioridad de los padres el desarrollo del lenguaje y las primeras palabras del niño o niña son motivo de alegría y a veces de un poco de bien entendida envidia entre los progenitores (“mamá” o “papá”).

 

Esta prioridad y el desconocimiento de lo que puede aportar la música desde edades tempranas ha hecho que se descuide una actividad enriquecedora que debe desarrollarse desde antes del nacimiento, ya que nuestra voz está ahí, a la mano, para tenderle a nuestros hijos un hilo de plata afectivo que al mismo tiempo hará maravillas con su crecimiento neuronal.

 

Cantar, además de proporcionar placer a los padres, ayuda a estimular regiones del cerebro trascendentales para el desarrollo infantil y promueve también una aceleración de los niveles de madurez.

 

Un niño más despierto que hace cosas antes que otros de su misma edad y las disfruta, porque el infante sano goza aprendiendo y los padres gozamos enseñando.

 

Además, le otorgamos a nuestros hijos la posibilidad de encontrarse con el arte más maravilloso, el que es capaz de producir un placer que llegue a las cumbres de lo sublime: la Música.

 

Paulatinamente vamos a observar en el bebé intentos de canto que no deja de ser un balbuceo a los seis meses y que se va transformando en algo parecido a una melodía más adelante, ya que el niño no es capaz todavía de entonar correctamente ni de imitar la entonación de lo que oye.

 

Normalmente esto se produce a los tres o cuatro años, dependiendo del desarrollo particular, y emerge la música que se ha sembrado en el joven cerebro, aunque hay casos de canto entonado en niños de dos años y algunos pocos de menor edad.

D
ije: “la música que se ha sembrado” y, para finalizar, invito a los padres a que siembren en sus hijos la música a través del canto temprano y sigan ese camino de siembra y recolección de la belleza que les abrirá horizontes insospechados en todas las ramas del saber humano.

Aprende toda la armonía profesional: acordes, cadencias y tonalidades con nuestro curso gratis de Armonía musical para música popular y comercial.

Inscríbete ahora haciendo clic aquí.

 

Víctor J. Arroyo

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Víctor J. Arroyo

El poder curativo de la música: una experiencia personal

O cómo la música ayudó a Paula a comunicarse y superar su aislamiento...

La música y las sociedades enfermas

La música es un importantísimo coadyuvante para lograr el bienestar social e individual necesario para seguir siempre adelante, siempre en positivo, siempre con fe...

La importancia de lo que oímos

La música posee un impresionante poder sobre el comportamiento y las emociones y esto requiere que no se la tome como algo banal...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: