BrainGym, gimnasia para las neuronas

Si! el cerebro tambien puede ejercitarse y lograr grandes beneficios al realizar los ejercicios adecuados. Que son estos:

Hoy propondremos una actividad con varios beneficios. El primero es que para poder realizarlo nuestras redes neuronales tienen que cruzar (el cuerpo calloso sobre el cerebro) y conectar las redes izquierdo con las redes del hemisferio derecho, potenciando nuestra inteligencia.

Además, el hecho de mover nuestros ojos, mejora nuestro campo visual.

El tercer beneficio, es que mientras desarrollamos las actividades de gimnasia cerebral, tenemos un beneficio secundario, porque baja nuestra adrenalina y sube la dopamina, que es el neurotransmisor responsable del bienestar, de la motivación, de las ganas de aprender, y de la satisfacción y el placer.

El método, fue creado en los años 70 en los Estados Unidos. Luego, personas  de 80 países del mundo se fueron certificando en este método registrado.

Todos los consultores, enseñan las actividades de la misma manera.

Vamos a practicar algunos de estos posibles ejercicios de gimnasia cerebral:


Para empezar, tomamos un sorbo de agua y lo mantenemos por un momento en la boca, antes de tragar.

El agua es fundamental, ya que dispara la actividad eléctrica de las neuronas. Lo que nosotros buscamos es que se conecten y reconecten, y que cumplan su fusión activamente durante toda la vida.

Siempre comenzamos la gimnasia con sorbos de agua, y luego de unos minutos reponemos con otros sorbos, constantemente.

Para practicarla solo se necesita aprender el método, una botella de agua y 10 o 15 minutos, una vez que se aprendió.

Luego de incorporar agua, pongo una mano sobre mi ombligo, mostrando el centro. SI bien el ejercicio se puede hacer sentado o parado, es importante siempre mostrar el centro.

Luego coloco el pulgar en mi campo visual, y mantengo la cabeza ubicada sobre el torso, parpadeando y siguiendo el dibujo de un 8 acostado con el dedo y la vista, comenzando desde el medio.

De esta manera potencializamos la visión, la capacidad de enfoque, conectando las redes neuronales de ambos hemisferios a través del cuerpo calloso, y estimulamos la concentración, la memoria, el foco, la atención y la capacidad de comunicarse.

Este 8 lo repetimos 3 veces. Con este ejercicio, como con todos los de gimnasia cerebral, conectamos las 3 dimensiones del cerebro, ambos hemisferios y todos los lóbulos.

Así, el cerebro, que es altamente plástico, renueva el poder de sus carreteras neuronales y puede crear nuevas durante toda la vida, poniendo un freno al deterioro.

Un taller dura 8 horas de trabajo, con pequeños cortes donde se ofrecen alimentos especiales.

Al mediodía se corto una hora, donde se pide un almuerzo liviano. Sobre las 5 de la tarde, son invitados talleristas.

Estos talleres, se hacen de manera quincenal. Mediante los mismos se crean facilitadores, que luego podrán impartir alguna de las actividades en otros ámbitos, de modo que las personas puedan potencializarse y realizar sus aprendizajes con alegría y con menos esfuerzo.

Juan Pablo Segura, especialista en salud, es autor de "Revertir el Alzheimer", que encontrarás haciendo clic aquí.