Biscuit glacé

Variaciones de un postre para lucirse
  

Biscuit glacé de
almendras tostadas

  

Ingredientes

100
gr. de almendras tostadas y molidas
500 ml. de leche
250 gr. de azúcar


33 gr. de almidón


250
ml de agua


12
yemas de huevo


2 claras de huevo

Procedimiento

Poner
en una olla la leche, las almendras, 50 gr. de azúcar y el almidón. Cocinar a
fuego lento y remover constantemente para que no se pegue, hasta formar una
crema espesa.
Dejar enfriar. En otra olla poner 200 ml. de agua a hervir, y cuando hierva añadir
200 gr. de azúcar y formar un almíbar.
Colocar este almíbar en un bol con las yemas y batir poco a poco hasta que se
monten las yemas. Montar las claras.
Mezclar las yemas con la crema de almendras y después añadir las claras
montadas. Poner en un molde y pasarlo al congelador.
Servir desmoldado en una fuente.


Biscuit glacé de fresas

Ingredientes

175
grs. de azúcar
300 cl. de nata líquida


7 yemas de huevo


1/4 litro de agua


150 gr. de puré de fresas (si se quiere se le puede añadir 3 claras a punto de
nieve)


50 grs. de azúcar glass

Procedimiento

Hacer
un almíbar con el azúcar y el agua, añadir el puré de fresas, cocinar unos
minutos.
Juntar las yemas, y echar el jarabe poco a poco; pasar por un colador, colocar
al baño

maría
y empezar a batir hasta que quede una masa esponjosa, pero sin que empiece a
hervir.

Entonces retirar y colocar en un baño maría frío, y seguir batiendo hasta que
quede frío.
Montar la nata como chantilly con 50 gr. de azúcar glass y mezclar con la
crema. Después llenar un molde y meter al congelador por dos horas.


Si se quieren mezclar las claras a punto de nieve; mezclar con la nata.


Biscuit glacé de higos
secos

Ingredientes

125
g. de higos secos
125 g. de azúcar


3 huevos


100 ml. de leche mezclado con 100 ml de nata


250 g. de nata montada

Procedimiento

Pasar
los higos sin cabo y picados, por multiprocesadora, junto con los 200 ml. de
nata y leche.
Mezclar las yemas con el azúcar y mover con las varillas hasta que quede una
mezcla

muy
esponjosa y de color muy claro.

Montar las claras a punto de nieve. Incorporar la nata montada bien consistente,

incorporar
las yemas y azúcar mezcladas con la pasta de higos, y mezclar con mucho cuidado
y suavemente procurando que no se baje la mezcla.

Introducir en un molde de budín, tapar con un film de plástico, y poner a
congelar inmediatamente.
Servir con un coulis de fresa, kiwi, frambuesa.