Baix Empordá, la unión de la montaña y el mar

Los acantilados salvajes, las calas y los pueblos medievales con toques marineros son las principales características que atraen año tras año a gran cantidad de turistas a Baix Empordá...

El Bajo Empordá  es una región que ocupa la línea litoral de la provincia de Gerona, en España. Las calas y las villas marineras son de impresionante belleza.

Cuentan con caminos de ronda que bordean el mar, haciendo del sitio uno de los más estéticos de toda la costa brava. Los pueblos de pescadores ocupaban esta zona en la antigüedad.

Situado en un enclave privilegiado, llegar a él es fácil debido a la buena comunicación de carreteras, línea ferroviaria y aeropuertos. Su clima templado todo el año contribuye a que la afluencia de turistas  y visitantes se genere durante los 365 días.

Entre las poblaciones más características podemos mencionar Montgrí, Forallac, La Bisbal D’Empordá, Calonge y Mont-Ras. Se caracterizan por la presencia de pequeñas iglesias románicas, casas blancas y antiquísimas, pero conservadas en excelente estado, playas de dorada arena y mar de un intenso color azul.

Más allá de disfrutar de la playa, la región es un lugar ideal para practicar caminatas y deportes. Entre las actividades más destacadas podemos mencionar:

1.- Senderismo: la comarca cuenta con zonas especialmente señalizadas para poder realizar caminatas sin dificultades. La red de senderismo existente cuenta con más de trescientos kilómetros y cada visitante puede organizar su ruta como mejor le apetezca siempre teniendo en cuenta las indicaciones e instrucciones facilitadas.

2.- Cicloturismo: no solamente a pie se pueden conocer los caminos y trazar los caminos. Son más de doscientos cincuenta kilómetros los destinados a este fin. Los senderos están muy bien identificados y abundan las señales para no perderse y para hacer diferentes tipos de recorridos, según las preferencias que se tengan.

3.- La región dispone del mejor servicio náutico ya quela zona es muy frecuentada por profesionales del submarinismo y aficionados a este deporte. Se pueden realizar cursos de buceo, de timonel, de vela, kayak, windsurf y esquí acuático.

4.- La belleza de la comarca puede ser apreciada desde el aire ya que se organizan excursiones en globo. También es posible contratar el servicio de parapente, lanzarse de un paracaídas o viajar en helicóptero.

En cuanto a la gastronomía, el mar ofrece pescados de excelente calidad que se preparan en guisos o estofados. Los productos silvestres y los quesos también son muy recomendados.

Entre los platos más típicos se hallan la sepia con guisantes, el pollo con cigala, la crema de bogavante y las manzanas rellenas con carne.

La riqueza natural de toda la zona es majestuosa. Aquellos espacios con tendencia a desaparecer han sido protegidos ya que son las áreas más frágiles que han pasado a formar parte del Plan de Espacios de Interés Natural.

La superficie total protegida alcanza las 23.478 hectáreas. Es importante que los turistas respeten las exigencias establecidas en cuanto a higiene y salvaguarda de estos espacios naturales. Las medidas deben extremarse para no alterar el medio ambiente.

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):

Curso de inglés gratis
Curso de francés gratis
Curso de italiano gratis
Curso de portugués gratis

Curso gratis de español para Extranjeros

Curso de alemán gratis
Curso de ruso gratis