Autónomos: La Importancia de la Planificación Previsional

La brecha previsional entre el autónomo y el empleado en relación de dependencia es en general muy grande y, consecuentemente, también lo es su necesidad de ahorro y protección.
  
  






Analicemos a continuación estas diferencias:


Analicemos
a continuación estas diferencias:




El nivel de aporte al Sistema Integrado de Jubilaciones y
Pensiones



El aporte del empleado en Relación de Dependencia sobre su salario real es del
11% por el empleado; 16% por el empleador, hasta un máximo de $ 4.800 mensuales.


El Autónomo aporta el 32% sobre una renta de referencia arbitraria que, en
general, es muy inferior al ingreso real del Autónomo


La renta de referencia del Autónomo depende de la categoría a la que sea
asignado (de la "A" a la "J").


· El nivel de la Jubilación y otros beneficios
(fallecimiento/invalidez) que recibirá por el Sistema Integrado de Jubilaciones
y Pensiones



Como la renta de referencia del Autónomo reemplaza el salario del Trabajador en
Relación de Dependencia, tendremos:


Un menor beneficio jubilatorio como resultado de:

·


Igual PBU (Prestación Básica Universal)

·


Menor PC (Prestación Complementaria)

·


Menor PAP(Prestación por Permanencia)

·


Menor saldo en la AFJP


Menor protección en caso de Fallecimiento / invalidez


  • Porcentaje que se paga sobre el promedio de la renta imponible de los últimos
    5 años


· El nivel de acceso a otros mecanismos / instrumentos de
ahorro o protección



    • No tiene seguros de vida obligatorio


    • No tiene indemnizaciones por despido


    • No tiene (en general) coberturas vía el sindicato


    • No tiene empleador que le financie un plan de pensiones complementario o que
      le haga depósitos convenidos con una AFJP


    • No tiene empleador que le financie o le permita acceder a un seguro de vida
      colectivo


    • No tiene ART

       


· La mayor longevidad


Con los avances de la medicina se estima que las próximas generaciones podrán
vivir hasta los 100 años. Es decir que una vez jubilados, tendremos 30 años o
más para disfrutar de la vida, siempre y cuando hayamos sabido planificar
nuestros ingresos para ese momento.


Hoy en día existen seguros especialmente diseñados para dar a los autónomos las
mismas coberturas que la ART o proteger a su familia o así mismo en caso de
invalidez o fallecimiento y finalmente para poder planificar su jubilación.


Recordemos que





"La gente no planea fracasar;

Se fracasa por no planear"



Especialmente en el caso de los autónomos esta frase cobra verdadera importancia
dado que somos los responsables de cubrir nuestras necesidades de ahorro para
tener ingresos dignos para cuando nos jubilemos, de ahorrar para la educación de
nuestros hijos y de tener la necesaria protección para nosotros y nuestra
familia por fallecimiento o invalidez.


Fuente:

http://www.mijubilacion.net/

Para
aprender a invertir en forma segura
,
descargue ahora nuestro libro gratis Todo
sobre la Bolsa, haciendo

clic aquí
.