Automóviles ecológicos

Al elegir comprar un auto ecológico no sólo está ayudando al mundo y a las próximas generaciones a tener una atmósfera más limpia y saludable sino que también puede ser beneficioso para su bolsillo.

Un vehículo que utiliza de forma más eficiente el combustible puede ahorrarle mucho dinero en gastos para llenar el tanque y para reparar sus partes mecánicas. Este tipo de automóviles están diseñados para que tengan una mayor vida útil ya que todas sus partes funcionan de manera más eficiente y con menor desgaste. 

Para que pueda comprender cómo un automóvil ecológico puede beneficiarlo a usted de forma directa, primero explicaremos cómo funciona cualquier automóvil con motor de combustión interna. 

Cuando el combustible se quema dentro de los cilindros, la combustión producida libera energía en forma de calor y de energía cinética (movimiento). El calor se disipa en la atmósfera mientras la energía cinética hace mover a los pistones que son los encargados de, con la intervención de otros mecanismos, hacer mover al vehículo. Luego del proceso, el combustible que se ha convertido en gases sale por el caño de escape. Algunos de estos gases son perjudicial para la vida humana y para el ecosistema, en especial si son producidos en grandes cantidades como sucede en las ciudades con muchos vehículos circulantes. 

Los principales problemas que conllevan estas emisiones son la contaminación del aire y su consecuente efecto invernadero. 

Contaminación del aire 

Los vehículos motorizados de nuestros días emiten todo tipo de gases contaminantes: monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, partículas, compuestos volátiles, benceno y otros muchos. Estos contaminantes afectan de forma directa la calidad del aire que se respira. Si se considera una ciudad de varios millones de habitantes donde circulan una gran cantidad de vehículos puede notarse con lamentable evidencia el efecto que esta atmósfera contaminada tiene sobre la salud humana. 

Efecto invernadero 

Se llama efecto invernadero al fenómeno atmosférico surgido a partir de la contaminación de la atmósfera por las emisiones de gases tóxicos como el dióxido y monóxido de carbono, óxido nitroso y el gas metano. El efecto invernadero reduce la capa de ozono que filtra a la tierra de las ondas de alta frecuencia emitidas por el Sol, como las ondas ultravioletas. Esta reducción hace que las los rayos ultravioletas lleguen a la superficie terrestre pero que no puedan salir, lo que aumenta gradualmente la temperatura de la atmósfera y hace que el clima mundial cambia de forma inesperada. 

Ahora que sabe por qué es necesario tomar conciencia de lo que le estamos haciendo a nuestro planeta, a nuestros hijos y a nosotros mismos, le daremos las claves de cómo elegir qué vehículo ecológico comprar. 

Como comprador de algo que es relativamente costoso, que puede ser considerado como una inversión, debe saber que existen muchos factores que deben ser tenidos en cuenta a la hora de elegir. Hoy en día, la oferta de este tipo de vehículos es amplia y es posible encontrar el que se ajuste mejor a sus necesidades. 

Primero haga una lista de cuáles son sus necesidades. De esta forma podrá saber qué capacidades debe tener su vehículo. Por ejemplo, si recorre largas distancias todos los días o si debe usar caminos que no están en buen estado, necesitará un vehículo robusto con un motor potente pero si las distancias son cortas y dentro de una ciudad le convendrá un vehículo más liviano con un motor más pequeño y ágil. Todo esto sin contar que los costos de uno y otro vehículo varían considerablemente. 

Ahora que tiene la lista de las necesidades, haga una lista de las prestaciones y accesorios que quiere en su auto. Agregue los factores que pueden influir en su decisión y qué importancia tienen a la hora de elegir. 

Cuando se acerque a una concesionaria, pida el cuadro de consumo de combustible. Aquí figurará el consumo en ruta a diferentes velocidades y en ciudad. Si tiene la capacidad de ser conducido a campo traviesa, también debe tener esta información. 

Asegúrese de que el vehículo tiene las dimensiones que usted necesita, ni demasiado pequeño ni demasiado grande. Piense en cuántas personas viajarían normalmente y si debe llevar alguna carga extra.  

Recuerde que cuanto más grande sea el vehículo, más grande será el motor y más combustible consumirá. Lo que no sólo aumentará su costo de mantenimiento sino que afectará el medio ambiente. 

Los vehículos de alta gama, los off road y los utilitarios están regidos por una norma más flexible acerca de las emisiones contaminantes y esto los hace menos ecológicos que el resto de los automóviles.

Aunque las emisiones de gases tóxicos tienen una consecuencia más grave en las grandes ciudades, la influencia nociva del efecto invernadero es la misma sin importar dónde utilice su vehículo.