Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Aspectos claves para un viaje a Bolivia

Si está planeando viajar a Bolivia, debería tener en cuenta estos consejos para un viaje seguro, cómodo, y exento de imprevistos…
  
  


Bolivia es un país maravilloso y también muy seguro. Y su bajo costo en dólares,
lo hace uno de los destinos internacionales más favorables para muchos
latinoamericanos.

Sin embargo, es necesario conocer ciertos puntos clave, sin
los cuales su viaje podría transformarse en algo, como mínimo, poco atractivo.
En esta guía, las claves imprescindibles para quienes planeen viajar a este
hermoso país


En que momento viajar


Afortunadamente, viajar durante los meses de enero, febrero y marzo, -es decir
el período de vacaciones de la mayoría de los países latinoamericanos-, puede
ser la mejor época para elegir. Esto es así por que la “temporada alta” de
Bolivia son los meses comprendidos entre junio y agosto, ya que allí llegan los
turistas europeos y norteamericanos; por esto mismo, la capacidad hotelera y de
transporte es menor, y los precios suben considerablemente.

El único problema
que hay durante los meses de enero, febrero, y marzo, son las altas
temperaturas, pero esto puede ser un problema menor si se lo compara con las
rebajas de los precios y las mayores facilidades de alojamiento y turismo.


Qué ropa llevar


Como hemos señalado, Bolivia tiene un clima mayormente "tropical", aunque, no
obstante, no todos sus lugares son excesivamente cálidos. Si bien Santa Cruz y
Beni pueden ser ciudades verdaderamente muy calurosas, los lugares situados en
las alturas tienen climas más templados.

Por lo tanto, no sólo debe llevar ropa
de verano, sino también algunas prendas que lo resguarden del frío, o mejor aún,
comprar algunos de los bellos y baratos suéteres y pulóveres que se venden en La
Paz.


Donde alojarse


La mejor estrategia, sería encontrar algún alojamiento situado en una parte
central y segura, para pernoctar las primeras dos noches. Una vez que se haya
familiarizado con el lugar, podrá optar por albergues más baratos, e igualmente
seguros, que se encuentren en áreas menos centrales de la ciudad, para pasar el
resto de su estadía. No se cierre a ninguna opción.

En La Paz, por ejemplo, se
pueden encontrar albergues muy bien ubicados, muy limpios, con agua caliente y
balcones con hermosa vista, por menos de cinco dólares. Uno de estos (en La
Paz), es el Hostal Naira, y, durante la estadía en Santa Cruz, se puede optar
por el hotel Copacabana, también muy limpio, barato, y seguro.


Que lugares visitar


Recorrer Bolivia en su totalidad sólo por tierra, es muy arduo, y algo
peligroso. El camino que va de La Paz a Yungas, se considera uno de los más
peligrosos del mundo, no a causa de los delitos, sino por el estado de los
caminos y las condiciones climáticas.


Si se toma algún camino fuera de las principales rutas (que están comprendidas
entre La Paz – Oruro – Cochabamba – Santa Cruz), se debe estar preparado para un
viaje muy largo, polvoriento, y algo impredecible.

Por ejemplo, el camino que va
de La Paz a Oruro está pavimentado y se puede recorrer en micro en 2 horas, pero
el de La Paz a Tarija, -también una ciudad muy importante de Bolivia-, puede
durar casi treinta horas, y es sobre caminos polvorientos que tiene una gran
cantidad de curvas.

Para los viajes de noche, lleve siempre ropa abrigada y
mantas, ya que las áreas muy altas, pueden tener temperaturas muy frías,
especialmente en la noche.


Si va a tomar un micro, lo más conveniente es que elija uno que sea directo. Si
bien son algo más costosos, hacen menos escalas en las terminales (las cuales
suelen ser muy largas), son más cómodos, y están mejor mantenidos, por lo que
también son más seguros.

De cualquier forma, siempre lleve un suéter de lana y
una manta. El transporte aéreo es una buena alternativa para quienes realicen un
viaje de corta estadía, o no estén dispuestos a tolerar el cansancio y algunos
potenciales peligros de los viajes por tierra.


Seguridad


Aunque a diferencia de otros países latinoamericanos en Bolivia no hay tasas muy
altas de delitos, tampoco se debe dejar de estar atento a los mismos,
especialmente en Santa Cruz.

Tenga siempre mucho cuidado y tome las mismas
precauciones que tomaría en cualquier aeropuerto de América Latina. Si bien
ningún taxi es completamente seguro, los "radio-taxis" son mucho más seguros que
los taxis normales.

Estos son fácilmente identificables por las grandes antenas
que tienen en los techos, así como por los carteles con números de teléfonos e
insignias que portan en sus puertas. Tenga a mano el teléfono de su hotel por si
está inseguro sobre algún aspecto.

También, tenga cuidado al tomar los micros
más pequeños, usualmente utilizados por los lugareños. Estos autobuses pueden
tener problemas mecánicos en el camino, y dejarlo varado en sitios desconocidos,
que pueden resultar algo inseguros para los turistas.


Disfrute mucho de su viaje, pero cerciórese de no tomar micros o caminos
incorrectos. Los pequeños hurtos son más comunes que los delitos violentos, pero
ni los unos ni los otros son totalmente infrecuentes. Las mujeres que viajen
solas, especialmente por tierra o de excursión, tendrán riesgos más grandes que
viajando en compañía.