Aprenda a prolongar la vida útil de sus neumáticos

Si mantiene sus neumáticos de forma adecuada podrá prolongar su vida útil y ahorrar bastante dinero.
Pagina nueva 1

Revise la presión de los neumáticos al menos una vez al mes. La presión adecuada está indicada en el manual del vehículo, escrita a los lados de las cubiertas o en un adhesivo en el marco de la puerta del conductor. 32 libras por pulgada cuadrada es aceptable para la mayoría de los neumáticos.

Lleve su vehículo para una alineación si nota que tiende a girar a uno de los lados cuando circula en una superficie plana y derecha. Lleve su auto a una alineación o balanceo si es que ha sufrido un golpe o si ha circulado por un camino exigente.
Un mal balanceo está indicado por una vibración que aparece cuando circula a cierta velocidad pero se esfuma cuando va más lento o más rápido.

Una falla en suspensión ocasiona el desgaste prematuro de sus neumáticos.
El sistema de suspensión también debe ser revisado de forma periódica.

No deje los neumáticos expuestos al sol, esto disminuye su vida útil.

Haga la rotación de neumáticos cada 10.000 Km y aproveche esa ocasión para hacerlos revisar por un experto.

En la mayoría de los casos, los neumáticos deben ser cambiados a los 65.000 Km, aunque esto depende de las condiciones de uso a las que han sido expuestos.

De todas formas, si pide una opinión al respecto búsquela en algún lugar donde no se vendan neumáticos.

Cuando haga el cambio de neumáticos, lleve su vehículo a una alineación y balanceo. Como los neumáticos tienen un período de acostumbramiento, durante los primeros 200 km, circule despacio, sin aceleraciones o frenadas bruscas.