Anticonceptivos inyectables

La inyección anticonceptiva es un método de planificación que resulta seguro, eficaz y conveniente. Mira cómo funciona…
Al igual que otros métodos anticonceptivos, esta inyección libera en el cuerpo de la mujer una hormona llamada progestina, que impide que se produzca la ovulación.



Existen muchos métodos anticonceptivos, que se utilizan de forma diferente y pueden provocar diferentes efectos, por lo que es importante que sean recetados por un especialista.

Las inyecciones deben darse una vez al mes y funcionan en forma de depósito. Dentro de las ventajas por supuesto, se encuentra el hecho de no tener que recordar tomar una pastilla a diario.

Este método puede resultar muy eficiente siempre y cuando sea utilizado correctamente. Previo a iniciar el tratamiento debe investigarse el ciclo menstrual de la mujer.

A diferencia de los preservativos, las inyecciones no previenen el contagio de enfermedades de transmisión sexual.  A su vez, pueden traer efectos secundarios como:

-Cambios en el apetito y el peso

-Sangrado irregular

-Cambios en el deseo sexual

-Dolores de cabeza

Si el método es utilizado correctamente es tan efectivo como cualquier otro, pero siempre debe ser iniciado luego de una consulta a un especialista.