Ansiedad por separación en los perros

Si tu perro destroza tu casa y enloquece al vecindario cada vez que te vas, es necesario que trates su ansiedad por separación…

Ladridos, aullidos, escapes, conductas destructivas, y, en casos severos, automutilaciones…; todas señales de que tu perro puede estar padeciendo ansiedad debido a tu ausencia. Sí, debido a tu ausencia. 

Pero, ¿qué es la ansiedad por separación? En pocas palabras, la ansiedad por separación es la aflicción que sufre un perro cuando se encuentra solo, separado de sus dueños.

Por lo general, el perro manifiesta su ansiedad con llantos, ladridos, ensuciando o destrozando algún elemento de la casa debido a que siente pánico por quedarse solo. 

Tratamiento de la ansiedad por separación en los perros




 

  • En primer lugar, consulta con tu veterinario para un verdadero diagnóstico de ansiedad por separación. Tu veterinario te ayudará con el tratamiento o te derivará a un especialista en conducta animal que pueda prescribir terapias medicamentosas efectivas para aliviar los síntomas de ansiedad.
  • Practica dejando al animal solo por cortos períodos de tiempo. Recoge tus llaves y sal de la casa por un minuto.
  • Gradualmente incrementa la cantidad de tiempo que permaneces afuera. Esto acostumbrará al animal a tu ausencia.
  • Evita las despedidas y las llegadas excesivamente emocionales. En cambio, propina algunas palmaditas en la cabeza al tiempo que dices hola o chau.
  • Procura no asociar ningún evento con tu salida de casa (como apagar las luces, ponerte el abrigo…) hazlo uno o dos minutos antes.
  • Confina al animal a un área segura mientras te encuentres afuera. Asegúrate de dejar un bowl con agua y unos cuantos juguetes masticables.
  • Ejercita a tu perro durante una hora al día en sitios fuera de tu casa. Esto ayudará al animal a sentirse a gusto en otros sitios y a descargar tensiones que podrían resultar inconvenientes una vez que se encuentre solo.
  • Fomenta sus relaciones con otros perros y personas para favorecer su independencia.
  • Aumentar el ejercicio diario también puede ser útil.
  • Recompensa al animal para mejorar su autoconfianza, en lugar de castigarlo por sus conductas poco razonables. El castigo no hace más que incrementar la ansiedad y suele empeorar la situación.
  • En función de la gravedad del caso puede ser necesario un tratamiento con antidepresivos y/o ansiolíticos. Las terapias alternativas como las Flores de Bach también pueden dar buenos resultados. Consulta a tu veterinario. 

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.