Andropausia

Causas y consecuencias de la falta de testosterona en los hombres de más de 50 años.

La andropausia es el conjunto de signos y síntomas asociado a la disminución de los niveles de testosterona en los hombres.

Cuando los hombres pasan la edad de los 50 años la testosterona que tienen en su cuerpo comienza a disminuir. Inclusive en hombres saludables. Por ejemplo un hombre de 55 años de edad tendrá una cantidad menor de testosterona en la circulación sanguínea que apenas diez años atrás.

De hecho, a la edad de los 80 años, la mayoría de los niveles masculinos de esa hormona han disminuido a los niveles de la pre pubertad.

Los síntomas típicos son:

·        Fatiga, perdida del sentido de bienestar—82%

·        Dolores y perdidas de sensibilidad en las manos—60%

·        Trastornos del sueño—50%

·        Depresión—70%

·        Irritabilidad—60%

·        Libido reducida—60%

·        Potencia reducida—60%

·        Envejecimiento prematuro

·        Cambios en el crecimiento del pelo y en la piel 

A las mujeres les puede sonar familiar, porque es lo mismo que les ocurre a ellas después de los 50. Es la misma condición porque la relación entre los ovarios, el estrógeno, el cerebro y la hipófisis es exactamente igual a la relación entre la testosterona, el cerebro y la hipófisis.

La andropausia aguda en los hombres es relativamente infrecuente, comparada a la menopausia aguda en las mujeres, porque la función testicular declina gradualmente en la mayoría de los hombres.

Sin embargo hay un número de causas comunes que producen una falta testicular aguda en los hombres adultos y estos incluyen:

·        Infecciones virales tales como paperas(que afortunadamente fueron erradicadas).

·        Lesión quirúrgica o retiro quirúrgico de los testículos, o enfermedades de los órganos reproductores masculinos (cáncer testicular, reparaciones de hernias, y varicocele)

·        Cuando el sistema inmune ataca y destruye el tejido testicular, como en el lupus eritematoso sistémico.

·        Anormalidades genéticas sutiles que permiten el desarrollo normal del adulto pero conducen a las lesiones testiculares prematuras (tales como el mosaicismo cromosomal)

·        Enfermedades vasculares generalizadas como la diabetes y quizás incluso problemas causados por fumar mucho.

·        Quimioterapia

·        Tumores pituitarios (muy raro)

La segunda forma de este síndrome es más insidiosa ya que ocurre de manera gradual.
Se confunde muy a menudo con desórdenes psicológicos en hombres de mediana edad porque es muy común confundirlo con la depresión.
Las hormonas masculinas (testosterona, DHEA, androstenediona) comienzan a reducirse gradualmente.
Para muchos hombres esto no ocurre hasta los 60 o 70 años, pero hay muchos casos donde ocurre con anterioridad.

Además, hay proteínas en la sangre (globulinas SHB) que ligan la testosterona en una forma biológicamente inactiva, lo que hace que –en la práctica- haya menores niveles de testosterona disponible. Sus niveles pueden elevarse en respuesta a muchas condiciones incluyendo desórdenes médicos y a la exposición a otras hormonas, incluyendo los fitoestrógenos (estrógenos derivados de plantas comunes como la soja) y otros estrógenos ambientales (pesticidas, hormonas utilizadas en negocios agrícolas para producir animales más gordos, etc.).

Por ejemplo, hay ciertos datos que sugieren que los hombres que siguen dietas con poca grasa o vegetarianas tienen niveles más bajos de testosterona.

DIAGNOSTICO

Lo primero que tienen que reconocer los hombres es que este problema existe. Que es un problema simple que no es muy diferente a la enfermedad de las tiroides o la diabetes y que puede ser tratado.

Por eso lo importante es darse cuenta y ayudar a estos hombres en riesgo antes de que tengan problemas en sus trabajos y hogares. Quizás lo más importante es que los médicos, psicólogos y otros profesionales puedan tratar esta enfermedad.

El paradigma actual en medicina es que no hay un tratamiento para los cambios del comportamiento en los hombres de mediana edad así que no le dan importancia.

Pero el diagnóstico es absolutamente simple—se miden los niveles de testosterona libre en la sangre o el Indice de Andrógenos Libres, o FAI (testosterona total x 100 / globulinas SHB).

Hay una cierta controversia en cuanto a qué nivel de testosterona se debe considerar normal en un hombre, por lo que el “piso” suele situarte entre 250 y 400ng/dl

Niveles normales de andrógenos   

Promedio

Rango que se considera normal

Testosterona libre (hombres)

700 ng/dl

300-1100

Testosterona libre (mujeres)

40 ng/dl

15-70

FAI

 

70-100%

Se considera que existe andropausia cuando el FAI es menor de 50%.
Por supuesto una correcta asistencia médica y psicológica junto con un asesoramiento de laboratorio son necesarias.