Alojarse en monasterios, un viaje a la espiritualidad

Ideales para quienes buscan la paz interior y la armonía, los monasterios son una opción de alojamiento cada vez más populares 
  
  

Si se
busca un sitio para recuperar la paz perdida y poder relajarse de modo profundo
y de modo estrictamente espiritual, el lugar indicado es quedarse unos días en
un monasterio.

Características del alojamiento en monasterios

·
En la mayoría de ellos solamente se puede dormir bajo recomendación

·
Solamente se aceptan aquellos que busquen un retiro espiritual

·
Los monasterios son sencillos, las habitaciones no tienen lujos sino solamente
lo necesario.

·
Los monjes no se encargan de limpiar u ordenar las habitaciones.

·
La comida que se brinda es realmente sabrosa y dependiendo del sitio se servirá
la especialidad de la zona.

·
Disponen de amplios jardines para poder
meditar
y hacer extensas caminatas 

Algunas
condiciones que hay que cumplir: 

· Las horas
de las comidas se tienen que respetar

· No se
deben utilizar teléfonos móviles, ni radios

· La
habitación tiene que ser cuidada y ordenada por uno mismo

· Es
importante participar en algún evento religioso

· En cuanto
a las salidas nocturnas, hay limitaciones. Lo más aconsejable es informarse
adecuadamente sobre los horarios.

· Hay
monasterios que permiten llevar niños 

Ventajas
a tener en cuenta: 

·
Ideal para desconectar de la ciudad y la rutina

·
Es una buena oportunidad para conocer la historia y la cultura del monasterio,
del lugar y de la religión

·
Buen momento para compartir algo totalmente desconocido junto a gente diferente
 

Sin duda,
lo valioso de estas experiencias es poder recoger lo positivo de la meditación y
el verdadero descanso. La relajación y la armonía interna son importantes para
poder aspirar a una mejor calidad de vida.

Todos los viajes dejan en nosotros huellas
imborrables, que reviven al transmitir a otros nuestras experiencias.
Y, al hacerlo, podemos ayudar a otros a alcanzar su viaje soñado.

¡Hazlo tú también !!
Envíanos ahora tus experiencias, consejos -o el relato completo- de ese viaje
que tanto recuerdas, a
[email protected]