Algunos trucos para los jugadores de Pool

Quienes se divierten ocasionalmente con este juego, encuentran una forma de concentrarse en algo que los aleja del stress diario. Algunas técnicas para mejorar el juego y divertirse un poco más.

No se sabe con certeza si Luis XIV de Francia, Fernando VII de España, y María Estuardo, la reina de Escocia, jugaban al pool por distracción y relajación, o lo hacían para tener una cosa mas en la que sus súbditos los dejaran ganar.

Lo cierto es que el pool, a través del tiempo, ha sido el pasatiempo favorito de otros personajes históricos, incluso mas cercanos en el tiempo como Washington, Jefferson y Hamilton.

Pero mas allá de la importancia de los jugadores que hicieron conocido el juego, el pool es una acción terapéutica para muchas personas que vuelcan sus intuiciones en el golpe de su taco de madera a una bola de marfil.

Es así, que el Ingeniero Krell, de vasta actividad internacional en la enseñanza, quien fuera Analista de Sistemas de ILVEM INTERNACIONAL, decide unir su capacidad en la dinámica de la transmisión de conocimientos con la habilidad técnica del Campeón Mundial de Pool, Osvaldo Berardi, para la creación de un sistema de aprendizaje rápido de esta disciplina llamado “Teoría de los Diamantes”.

Este método consiste básicamente en la utilización los “diamantes” ubicados en los cuatro bordes de la mesa rectangular como referencias de tiro.

Aun así la teoría es impracticable como método fijo, porque depende también de la calidad de la mesa, incluyendo el tamaño, la calidad del paño, la estabilidad, etcétera.

El juego de pool empezó a tomar su forma actual durante el siglo XV en Inglaterra y Francia. En el pool, la meta es lograr que la bola caiga en alguno de los seis agujeros llamados troneras que están localizados en las cuatro esquinas y en los puntos medios de los lados de la mesa

Los pooles de diferentes marcas, y aun siendo de la misma casa constructora, no siempre son iguales. Para saber jugar los golpes por banda, es necesario conocer a fondo el rendimiento de la misma y el camino que la bola recorre.

Todo jugador debe conocer al menos la calidad y las condiciones de los elementos con que se practican el juego del pool.

Se recomienda, antes de empezar cada partido, practicar para conocer el comportamiento de la mesa durante unos minutos, para ver si corta o estira el golpe, si es rápida o lenta, y decidir qué fuerzas aplicarán o irán mejor en el partido. Algo que hacen recurrentemente los profesionales de este deporte en los campeonatos.

El resbalamiento es la acción que producen las bolas al rodar, al patinar, al deslizarse sobre el paño, y principalmente la reacción de la bola jugadora al ser atacada con diferentes tipos de efectos y fuerzas.

No es lo mismo el resbalamiento que el rodamiento. Si un pool tiene un paño muy usado, viejo y gastado, las bolas no reaccionan como es debido.

El rodamiento de las bolas en un paño gastado será más libre, y la velocidad de las mismas será mayor. Al no producirse el freno por la pelusa, también aumentan las dificultades de ejecutar las jugadas de retroceso, las corridas, etcétera.

Una vez acostumbrado a las virtudes y desventajas de la cancha en donde se disputará el partido se debe utilizar toda la inteligencia aplicable a este campo, y recordar que la “Teoría de los Diamantes” siempre es una buena forma de guiarse, teniendo un margen de error mucho menos amplio.