Alfombras mágicas para tu hogar

Si estás pensando en una alfombra para tu hogar, comienza por aquí...

Alfombras de ayer y de hoy

 

El uso de las alfombras como objetos decorativos se remonta a tiempos remotos. Desde la antigua Persia donde fueron originadas para después pasar a todo Oriente. Con solo observar las características del tramado se pueden averiguar su origen, por ejemplo si tienen un nudo denominado Ghiordes son propias de Asia Menor y si el nudo es el Senneh son persas.

 

Un momento de gran producción de alfombras fue durante el Siglo XV. En esa época, El Cairo era el principal centro de confección de alfombras. Luego el Islam se encargaría de difundirlas por el norte de Africa y el sur de España. Los mercaderes italianos también fueron principales distribuidores por el resto del territorio europeo.

 

Sin embargo no pasan de moda y siguen dando un toque de calidez a los ambientes de las casas.

Existen dos tipos de alfombras básicas: las moquettes (que son las que cubren de pared a pared un ambiente) y las carpetas (de menor amplitud con reborde en su perímetro). También algunos prefieren realizar ambientaciones que las combinen y superpongan.

 

Entre los colores predominantes se encuentran aquellos asociados a la naturaleza, desde los tierra y beige hasta todas las modalidades del verde.

 

Muchos además eligen alfombras dibujadas, ya sea que vengan así fabricadas o hechas por encargo.

 

Con respecto a los motivos cualquiera es posible. Desee guardas enmarcando la alfombra o figuras centrales, hasta dibujos lineales, guardas griegas, incaicas o diseños atigrados que cubran toda la superficie.

 

¿De qué están hechas las alfombras?

 

Los materiales utilizados para las alfombras son muchos. Los más utilizados son los hilados naturales. También la lana tradicional a veces combinada con algodón son las más suaves (se pueden encontrar desde versiones con motivos occidentales hasta las ancestrales alfombras persas o los killims turcos. También nunca faltan las provenientes del norte argentino con motivos incaicos)

 

Si se quiere un material más liviano existen las dhurrie de la India, que vienen con diseños geométricos en tonos pastel. Son de lana o algodón y poseen una textura de menor densidad que las comunes.

 

Existen otros materiales como las de sea grass (el trenzado se hace con algas marinas), las de fibra de coco y las de yute que suelen venir combinadas con cuerina. Una novedad es el tatamis, fibra de papel que se puede teñir de cualquier color.

 

También existen materiales sintéticos como el antrón (es una versión elaborada de nylon que contiene sustancias especiales dentro del hilado que le otorgan resistencia).

 

¿Cómo colocar las alfombras?

 

Lo primero a tener en cuenta es que se debe saber qué grado de exposición tendrán. Si van a estar en un lugar transitado, como por ejemplo el cuarto de los chicos, lo más inteligente es elegir los modelos más resistentes y compactos.

 

Para que no se noten las pisadas se deben elegir versiones claras que no tengan pelo alto. Aunque parezca extraño mientras más oscuras son más se nota la huella.

 

Otro consejo es no elegir un modelo con motivos llamativos para un living con muebles con tapizados estampados ya que no se lucirá.

 

Si queremos estas alfombras con dibujos, sería aconsejable que los muebles sean discretos o que se incluya una mesa con tapa de vidrio.

 

Lo más importante a tener en cuenta son los colores y cómo combinarlos para que armonicen con el resto del ambiente.

 

Otro consejo útil es recurrir a la casa de alfombras con una muestra del color del tapizado o cortinado con el que se lo desea combinar.

 

También se puede llevar una muestra de la pintura con la que están pintadas las paredes de ese ambiente.

 

Para tener un hogar decorado profesionalmente por ti mismo, aprende los secretos de la decoración de interiores en nuestro curso gratis El color aplicado al diseño interior.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.