Al concluir un año…

Ante un fin de año mas estamos frente a una nueva etapa de nuestra vida, al concluir un año debemos dar gracias a Dios por todo lo que nos dio durante ese año, debiendo elevar nuestra mirada para ver con entusiasmo y entereza el año venidero. El pasado ya se fue, y hoy empieza un nuevo año

Amigos lectores, quiero primeramente agradecer a todos los que les gusta mi colaboración con alguna palabra puedo ayudarles.

 

Sabemos que habrá tropiezos, que las cosas no se ven fáciles, pero con dedicación, entusiasmo y entrega, no tendremos muro que no podamos flanquear y barrera que no podamos derribar para llegar a nuestro destino.

 

Pongámonos metas que podamos cumplir sueños para realizar.

Tratemos de lograr mucho, pero no solo en cosas materiales, sino en obtener de la vida lo mucho que la vida nos ofrece.

 

Cada día que abramos los ojos y podamos ver el amanecer, demos gracias a Dios por la oportunidad que nos brinda de vivir. Entreguémonos a los que amamos y nos aman día a día, dedicando un poco de nuestro tiempo para ellos y entablando una comunicación permanente, para hacerles sentir lo queridos que son como personas.

 

Con este diario vivir nos daremos cuenta de que cada palabra, cada acción y cada hecho tiene un significado, demostremos nuestro amor por los demás, hagamos cosas que trasciendan, para otros será lo único que permanezca cuando nosotros nos hayamos ido.

 

Estas reflexiones de Georgina Carosella, y que el Lic. Oscar García, comparte con nosotros una persona llena de sabiduría al cual yo estimo mucho aun sin conocerlo.

Las quiero compartir contigo en este momento de meditación y valoración de un año que termina:

 

“Todo ser humano llega a este mundo para cumplir una misión impostergable: aprender a quererse, conocerse en profundidad, apreciar lo que tiene, aceptar a quienes lo rodean y, entonces, transitar por el camino que se abre frente a él”.

 

“ No importa si, en algunos tramos, el terreno es escarpado: solo son pruebas a las que el destino lo somete a fin de fortalecer su espíritu”.

 

“Sepamos apreciar toda bondad y toda belleza que nos rodee, por pequeña que sea. Pero también sepamos reconocer que nos esta tratando de señalar la vida cuando nos presenta obstáculos, una y otra vez. Y, sobre todo tratemos de no perder nunca de vista que de nosotros depende, en gran medida; aquello que nos sucede.”

 

Quiero desearles que el año que viene sea lleno de alegría, de integración familiar, de salud y de felicidad en tu vida, recuerda siempre que lo más importante debe ser la familia, cuando esta permanece unida, es el principio de una sociedad sana.

 

FELIZ AÑO NUEVO 2005


Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.