Search

Aires frescos, ambientes cálidos

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
La incorporación de un aire acondicionado, no tiene por que romper con la armonía de su hogar. En esta nota, consejos para integrarlo en la decoración de un cuarto

El
aire acondicionado es una bendición para los días de sumo calor, pero puede
ser molesto para aquellos amantes de la decoración que cuidan al detalle cada
rincón de su casa, y de un día para el otro se ven obligados a incluir uno de
estos grandes aparatos.

En
efecto, el aire acondicionado es un elemento grande y muy visible, pero no hay
nada que temer si se tienen en cuenta las siguientes sugerencias:
 

  1. No
    darles un excesivo protagonismo visual.

    Esto se puede lograr camuflándolos todo lo posible, por ejemplo
    mediante elementos que minimicen su presencia.
  1. Ocultarlos
    parcialmente.
    Si bien, dada su
    magnitud, es imposible ocultar totalmente uno de estos aparatos, los mismos
    sí pueden ser encubiertos parcialmente mediante muebles empotrados. Sin
    embargo, se debe tener cuidado de no obstaculizar los dispositivos que
    permiten la circulación, salida y entrada del aire, para lo cual se puede
    hacer una rejilla de acero, hierro, o madera (dependiendo de la decoración
    del hogar) dentro del mueble empotrado.
  1. Incorporar
    un estante (para el caso de un Split).

    En el caso que el aire sea un Split de pared, no sería mala idea
    colocar un estante de cinco centímetros de ancho por debajo del equipo,
    algo que ocultará el artefacto interior de una forma simple y sencilla.
  1. No
    modificar la casa.
    Una
    contraindicación, es hacer reformas en el hogar para instalar
    “decorativamente” el aire. Según los especialistas, hoy en día existen
    muchos diseños atractivos (dentro de ellos, se recomiendan especialmente
    los tonos claros), y es preferible elegir uno de ellos antes que arriesgarse
    a un cambio demasiado radical, que pueda empeorar las cosas.
  1. No
    poner la decoración en primer lugar.
    Por
    último, siempre se debe recordar que la principal función del aire
    acondicionado es refrigerar el ambiente, y no decorar el hogar. Por lo
    tanto, idealmente este artefacto debe ser ubicado en el lugar con más
    sombra de la casa, para que se pueda maximizar su rendimiento, y no
    demasiado cerca del techo, para que haya una buena circulación. Todo esto
    es más importante que cualquier cuestión estética.

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]