Ahorrar, una forma posible de preparar el retiro

Ahorrar tanto como se pueda es la estrategia más fácil para asegurar estabilidad luego de jubilarse y la forma que requiere menor disciplina, pero puede ser también la estrategia más inestable. Sepa cuánto es lo que se recomienda ahorrar todos los meses para asegurarse un retiro aceptable.
  
  

Ahorre tanto como sea
posible

Para
quienes tienen un máximo de capacidad de ahorro que ronda el 20% de sus
ingresos, probablemente podrán llegar al retiro a una edad relativamente joven
si comienzan temprano.

Para
quienes el máximo ahorro posible es del 4%, en cambio, el retiro será un
objetivo distante.

El
ahorrar para el retiro es un
proceso que parece interminable en comparación con las realidades y muchas
veces, el ahorro para el futuro pierde preponderancia ante las necesidades
diarias. Sin embargo, es importante tener una idea más o menos fija de cuando
se podrá lograr el objetivo.

Para algunos, la mejor estrategia
es ahorrar lo máximo posible, para otros, es necesario modificar los hábitos
de gastos, para poder guardar cada vez más por mes. Las pequeñas cantidades
hacen a los grandes montos.

Ahorre un
porcentaje del Ingreso Bruto

La
mayoría de la gente desea saber cuánto ahorrar para prever el retiro, en
porcentaje de los ingresos. Determinar el porcentaje correcto puede ser
complicado. Sin tener en cuenta sus objetivos, estado actual y otras características
importantes, se podría decir que a grosso modo, el monto debe estar cerca de un
13 por ciento de los ingresos.

Si una persona ahorra un 13 por
ciento y gana retribuciones medias en sus inversiones hasta el retiro a los 65 años,
podrá probablemente sustituir sus ingresos para lograr un estándar adecuado de
vida.

Si bien esta es una aproximación a
los cálculos que se deben realizar, no se deben tener en cuenta literalmente,
sin poner en valor factores como la edad, el sexo, el objetivo de rentabilidad,
índice de reemplazo, impuestos, planes de jubilación de la compañía etc.

¿Por qué el 13%?

El 13% se basa en un calculo hecho
para un individuo de 35 años que desea retirarse a los 65, produciendo una
renta del 80% de su ingreso anual total acumulado indexado por la inflación
(3%), sin considerar beneficios gubernamentales, ingresos que se incrementen un
4% anual, ganancias de inversiones del 10%. El 13% es un numero fácil de
recordar.

Si usted
es mayor de 35 al comenzar a ahorrar, le costará más, y si es más joven le
costará menos. Es importante observar que la tasa de ahorro es muy sensible a
las conjeturas usadas para el calculo, que pueden cambiar los resultados
finales.