Actualización profesional: clave para el éxito laboral después de los 40

En una época de constantes cambios tecnológicos y metodológicos, integrar trabajo y conocimientos es clave para no “perder el tren”.
  
  

3. Motivación

Es poco probable
que un trabajador adulto se ofrezca voluntariamente para una instrucción, por
lo que los entrenadores pueden necesitar alentarlos más que a los demás
empleados. Puede existir en ellos un fuerte deseo de aprender y mejorar, pero el
mismo podría  ser frenado estorbado
por el temor al fracaso o los sentimientos de insuficiencia al ser, por ejemplo,
comparados con trabajadores menores.

 

Los trabajadores
mayores que han tenido un pequeño curso de educación formal pueden tener,
especialmente, un amor propio bajo, pero de hecho la motivación y la auto
estima pueden influir muy fuertemente en el desenvolvimiento del entrenamiento y
en su éxito.

Los
entrenadores, por su parte, pueden ayudar a alivia los sentimientos de temor o
insuficiencia, proporcionando una buena incentivación y un feedback positivo
durante toda la instrucción, y asegurándose que los directores y los
colaboradores den su apoyo a los trabajadores y el curso mismo.

4. Tiempo

Lo ideal, sería
que el aprendizaje pueda ser auto medido. Varias investigaciones conductistas,
han señalado que el tiempo de reacción y de incremento en el aprendizaje
disminuye con la edad. Por lo tanto, es necesario que la instrucción sea más
lenta y los tiempos de provisión de estudio sean más largos.

 De
hecho, diversos estudios han señalado que si se les da suficiente tiempo, los
estudiantes más adultos pueden igualar o superar en su desempeño a los
estudiantes menores.

Sin embargo, los
entrenadores no deben agregar más tiempo sin enseñar como hacer un uso
eficiente del tiempo, por ejemplo mediante las técnicas anteriormente señaladas.


5. Participación
activa

La participación
activa es muy importante para los aprendices más adultos, pues las conferencias
o los dictados de memorización rutinarios pueden causarles dificultades, y además
su activa participación puede reducir en ellos el temor y la cautela entre
estos aprendices.

Además, toda la
riqueza y experiencia de los trabajadores adultos debe ser aprovechada para la
instrucción, por ejemplo para aumentar las discusiones grupales y el
aprendizaje.

6. Familiaridad

Si es posible,
los entrenadores deben utilizar la experiencia y anteriores habilidades de los
trabajadores para, a partir de allí, formular las tareas de aprendizaje.
Proporcionar ejemplos generales o relevantes durante la instrucción puede
aumentar también la atención de los participantes, mejorando así la eficacia
del entrenamiento.

7. Estrategias
de aprendizaje

Enseñar
estrategias de aprendizaje es un área nueva pero bastante desarrollada, y sin
dudas muy útil. El propósito de tal instrucción, es poder que los aprendices
pueden aprender a aprender.

Especialmente,
estos adultos pueden necesitar de una instrucción de estrategias en el
aprendizaje o bien porque nunca las desarrollaron o bien por que las han
olvidado por falta de uso.

¿Por qué un
trabajador adulto debería buscar desarrollarse en su carrera?

Los factores
tales como el desempleo actual, los problemas laborales, o el avance de técnicas
en sus propias carreras, así como la necesidad de obtener logros y crecimiento,
pueden generar en los trabajadores mayores una búsqueda por mejorar en sus
todas sus labores.

Asimismo el
temor al estancamiento, la percepción de tener problemas en el futuro mercado
de trabajo, y el anhelo personal de conociendo pueden también jugar un papel en
la toma de decisión.

Pero por sobre
todo, el incentivarse por mejorar en la carrera, para lo cual posiblemente se
tomará la elección de seguir un curso de actualización o re-entrenamiento,
podrá también lograr que aquellos trabajadores más adultos puedan fortalecer
su identidad laboral, e incluso crecer en su amor propio, todo lo cual tendrá
como resultado un mayor compromiso con toda su carrera, y será personalmente
muy satisfactorio.