Home > Dinero > Inversiones

Acciones, Opciones y Bolsa

Acciones: ¿cuándo vender?

Si va a invertir en la Bolsa, debe conocer cuál es el mejor momento para desprenderse de sus acciones, para tener mayores ganancias y evitar las pérdidas

Acciones: ¿cuándo vender?

Los inversionistas gastan una gran cantidad de tiempo investigando acciones y cuándo comprarlas, pero no demasiado tiempo pensando en el momento correcto de vender.

 

Esta situación se puede presentar en cualquier momento, así que es mejor tener un marco de conocimiento para decidir cuál es el momento de separarse de sus acciones.

 

Una pregunta a formularse es si los fondos de la compañía se han deteriorado desde que usted adquirió las acciones. Aún las empresas que experimentaron superávit por varios años pueden perder el rumbo.

 

Si alguno de los puntos brillantes que alguna vez lo atrajeron a determinada empresa comienza a apagarse, puede ser tiempo de modificar su punto de vista sobre la compañía.

 

Un buen lugar para comenzar a mirar serían las declaraciones financieras. Tal vez, aquellos gigantes márgenes de ganancias se hayan desplomado por la irrupción de nuevos competidores en el mercado.

 

O, puede que lo que parecía una inteligente adquisición hace dos años haya degenerado en una masa de problemas pegajosos. O, en una de esas, el mercado de acciones puede haber caído a medida que la compañía fallaba con el desarrollo y comercialización de sus nuevos productos.

 

A la hora de evaluar a una empresa, es necesario saber distinguir entre aquellos cambios que son tormentas temporales (un lanzamiento retrasado), y aquellos cambios que tienen incidencia en el futuro de la firma; tal como el crecimiento de la estructura de costos.

 

Si usted ve que las bases de la empresa declinan y parecen envueltas en cambios de larga duración, es probable que sea el momento de vender las acciones.

 

Sin embargo, a pesar de todos los estudios que se pueden hacer, la venta de acciones no es una ciencia. Incluso los profesionales se equivocan a menudo. Algunos inversionistas de renombre son felices cuando ven que el 70 % de sus elecciones fueron acertadas.

 

Eso significa que hasta los mejores inversionistas del mundo se equivocan, al menos, en el 30 % de las oportunidades. Todo lo que importa es tener más elecciones buenas que malas.

 

Algunas veces, usted puede descubrir nueva información respecto de la firma o el management después de haber comprado el stock accionario.

 

Tal vez haya descubierto que la empresa usó algunos "artilugios contables" para ocultar su deuda. O, puede que el nuevo CEO que usted tan bien consideraba, se vea envuelto en un enfrentamiento cultural con los empleados.

 

En cualquier caso, no vale la pena mantener unas acciones cuando encuentra que las razones que lo impulsaron a comprar ya no existen. Es mejor cortar las pérdidas y moverse. Esto es, a menudo, más fácil de decir que de hacer, ya que la naturaleza humana hace que los errores sean difíciles de reconocer.

 

Con el tiempo, es probable que algunas de sus acciones hayan crecido en valor y ahora ocupen una gran parte de su portfolio. Si cualquier stock simple ocupa más del 10 % de su portfolio, debería pensar seriamente en el riesgo que está tomando.

 

Incluso si cree que las perspectivas de la firma son aún favorables, no sería mala idea sacar un poco de dinero de la mesa para reequilibrar su portfolio y disminuir el riesgo.

 

En cuanto a las cuentas imponibles, usted sufrirá una gran factura impositiva sobre las ganancias de las acciones, pero aún así es conveniente podar su paquete para reducir su exposición al riesgo. tenga en cuenta que sectores diferentes industrias, y compañías funcionarán mejor bajo condiciones distintas en distintos tiempos.

 

Así que, aunque la desproporcionada porción dentro de su portfolio marcha bien ahora, es poco probable que siempre vaya a arrojar buenos resultados.

 

Cabe señalar que, por lo general, el mercado les otorga a las compañías más crédito del que merecen, reflejándose en el precio de sus acciones que está por sobre el valor intrínseco de la firma.

 

Si encuentra a alguna de sus inversiones accionarias en esta situación, puede bien pensar en hacer ganancias mediante la venta de algunas porciones, especialmente si la empresa no se encuentra en un pozo económico.

 

Las acciones de ciertas empresas, por otra parte, necesitan un enfoque diferente. Compañías como Unilever, Coca-Cola, etc. tienden a crear valor todo el tiempo. Como resultado, estas firmas ven incrementos notables de valor a largo plazo.

 

Sea renuente a vender pues las acciones de esas empresas rara vez se venden muy por debajo de su valor "normal", por lo que puede que resulte muy complicado volver a comprarlas una vez que los haya vendido.

 

En estos casos, las acciones sólo se venden si están a precios desorbitados, es decir a más del 40% sobre su precio "normal", que realmente posibiliten vender, hacer una diferencia, y recomprar cuando su valor baje.


Para aprender a invertir en forma segura, descargue ahora nuestro libro gratis Todo sobre la Bolsa, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo traducir textos con la PC

Cómo traducir textos con la PC

En esta nota conoceremos las mejores alternativas para realizar traducciones con la computadora. Los mejores programas y los avances de las herramientas online

La duración del acto perfecto

La duración del acto perfecto

Debe durar entre siete y trece minutos. Así lo asegura un estudio realizado por sexólogos norteamericanos…

Crea abundancia en tu vida

Crea abundancia en tu vida

Aprende técnicas de visualización, programación mental y cambio de creencias limitantes que aceleran el proceso de crear abundancia en tu vida

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: