Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

A Disney con tu bebé

¿Has tenido familia y quieres ir a Disney? Todo lo que debes saber para disfrutar al máximo de Disney junto a tu bebé
  
  


En muchas formas, llevar un bebé a Disney World es más fácil que viajar con un
chico más grande (algo que puede resultar verdaderamente agotador).

De hecho,
los bebés no se preocupan más que por su comodidad, de modo que si los mantienes
frescos, secos, y los alimentas, podrán disfrutar de las vistas y los sonidos de
cualquier parque que visites.

Elegir el l resort adecuado, conocer los secretos, y
llevar contigo los elementos indispensables es todo lo que debes hacer al viajar
a Disney con un bebé.


Dónde alojarse

Los resorts de Disney World están equipados para servir a las necesidades de
personas de todas las edades. Si estás viajando con un bebé, asegúrate de
solicitar una cuna de
viaje para tu habitación.


Los hoteles medios y los de lujo disponen de refrigeradores en las habitaciones,
lo que resultará más que útil para la alimentación del infante.      

Considera una
“casa lejos de casa” o una suite si necesitas más espacio, o quieres que tu bebé
disponga de cierta tranquilidad para dormir y descansar.


Si vas a quedarte en un hotel más modesto, solicita una habitación en el primer
piso o cercana al elevador, para poder entrar y salir con facilidad.

Los hoteles
de lujo están equipados con ascensores dentro de las entradas de las
habitaciones, y son una excelente apuesta para aquellas familias que viajan con
bebés y niños pequeños.


De paseo con el bebé


Todos los parques temáticos de Disney ofrecen alquiler de cochecitos. No
obstante, si tu bebé tiene menos de un año de edad, será aconsejable llevar el
tuyo propio.

Los cochecitos de alquiler disponibles en Disney no ofrecen el
suficiente apoyo para la cabeza que necesita un bebé pequeño.


Si te hospedas en uno de los resorts monorail (el Polynesian, el Contemporary,
o el Grand Floridian) serás capaz de llegar a Magic Kingdom y a Epcot sin mover
a tu hijo del la sillita.

En este sentido, podrás llevar al infante en su
cochecito dentro del monorriel. No obstante, no podrás hacerlo en los buses del
complejo.


Atracciones


Los paseos que son más adecuados para infantes están claramente identificados en
los mapas de los parques temáticos de Disney World.

Considera llevar una mochila
porta bebés para poder transportarte con facilidad. Algunos paseos ofrecen
asientos con menos movimientos, de modo que los padres y sus hijos bebés pueden
disfrutar de la atracción sin darse empujones.


Cena

Todos los restaurantes de Disney ofrecen sillitas altas y asimismo, la mayor
parte de los locales gastronómicos de la zona poseen de asientos especiales
disponibles al pedido del cliente.

Si bien tu bebé no va a ordenar su comida
desde el menú, deberás contarlo como un integrante de la familia a la hora de
hacer las reservas.

Considera evitar los horarios centrales para obtener un
servicio más rápido y estar en un comedor menos atestado de gente.   


Salvo algunas
pocas excepciones, los niños de todas las edades son bienvenidos en las áreas de
servicios de Disney World.


Elementos indispensables


Todos sabemos que los bebés son sinónimo de “mucho equipaje”. En consecuencia,
asegúrate de empacar todo lo que creas que vas a necesitar durante cada día de
tu visita.

Incluye pañales, toallitas, pantalla solar, un gorro, ropa ligera y
una manta ligera para proteger al niño del so. Asimismo, lleva todo lo que vayas
a necesitar para alimentar al infante.

No te preocupes si te das cuenta que has olvidado algo; cada parque temático de
Disney posee un centro para bebés equipado con áreas de cambiado y alimentación,
y venta de pañales y otros artículos esenciales. Revisa el mapa de cada parque
temático para encontrar estas locaciones.
HTML clipboard



¿Tienes miedo a
subir a un avión? ¿Quieres saber cómo superar el miedo a volar?
Inscríbete ahora en nuestro
curso gratis Basta de Miedo a Volar, y ¡súbete al
avión!