5 consejos sobre networking para personas que odian el networking

Networking es el arte y la ciencia de la construcción de relaciones profesionales, pero pocos de nosotros la manejamos de forma natural... porque no utilizamos estos 5 métodos
Imagínese a usted mismo en una gran sala de conferencias de un hotel, con cientos de profesionales de mediana edad. Grupos de personas ansiosas se amontonan alrededor de las mesas de bocadillos, llenas de comida.

Otros circulan a través de un laberinto de mesas, en las que hombres y mujeres vestidos con trajes informales han colocado folletos y biromes con el logo de su empresa.

Su trabajo, en el transcurso de las siguientes dos horas, es generar una impresión positiva y duradera en el mayor número de personas posible. Y, tal vez, incluso encuentre un nuevo trabajo. ¿Ya se siente mareado?

Hay muchas razones para expandir nuestra red profesional: para aumentar su base de clientes, desarrollar alianzas comerciales, encontrar un mejor trabajo o conseguir mejores trabajadores.

Cuantas más personas conozca, mayor será su red y mayores las probabilidades de encontrar mejores clientes, socios, empleados o empleadores. Al menos esa es la teoría.

Pero para algunos de nosotros, en especial para las muchas personas que se identifican a sí mismas como introvertidas, los eventos de socialización profesional pueden ser como un nuevo primer día de clases.

"Sólo sonríe y presentate" es un consejos que suelen dar las madres. Sí, claro.

Los introvertidos pueden manejarse bien en conversaciones reflexivas con una sola persona, pero no al tener que venderse ante un completo extraño con un "discurso de ascensor" dinámico.

Entonces, ¿cómo desarrollar una red profesional fuerte y eficaz, si no le gusta crear redes?

Le ayudaremos a cabo con
5 consejos prácticos y útiles para el trabajo en red:


Mejore su tarjeta de presentación

¿Hay algo más aburrido y olvidable que una tarjeta de presentación? Imagínese que usted se va de un evento con una pila de estas tarjetas. ¿Realmente va a tomarse la molestia de leerlas todas, o anotar todos los nombres en su agenda de contactos?

Esta es otra oportunidad para que los introvertidos brillen. ¿Quién dice que la única forma de compartir su información con un contacto es con una tarjeta de presentación aburrida?

Si usted es creativo, puede imaginar un mundo de alternativas para una tarjeta de presentación.

Las tarjetas creativas funcionan como un gran tema inicial para iniciar una conversación y dejan una impresión duradera. Además, son más recomendables que usar una remera que dice: "¡Pregúnteme por mis ideas súper rentables!".

Y, para los buscadores de trabajo, no desperdicien la parte trasera de su tarjeta de presentación. Utilice este espacio para incluir un mini-resumen o una descripción del puesto que está buscando.

Ofrézcase como voluntario

Uno de los aspectos más difíciles de asistir a un evento de networking es la total falta de otra cosa para hacer que no sea socializar.

Si usted no está hablando con alguien, sus únicas opciones son comer algo en el buffet (si tiene la suerte de ver uno), hacer una docena de viajes al baño o pasear sin rumbo por la convención en busca de la persona "adecuada" con quien hablar.

Pero, ¿qué tal si se ofrece como voluntario para trabajar en el evento? Piense en ello.

Siempre hay algo que hacer – colocar mesas y sillas, encargarse de la mesa de registros, ayudar a los oradores y presentadores, ayudar a los organizadores del evento – y las oportunidades de socializar se producen de forma más natural.

En el mostrador de registros, uno puede llegar a tener un centenar de mini-conversaciones con los asistentes. Anote los nombres de las personas con las que pueda valer la pena mantener una conversación más larga o un contacto por mail.

Usted también tendrá la excusa perfecta para hablar con los organizadores del evento como voluntario. Pregúnteles sobre su organización y a qué se dedican.

Puede que no le genere un negocio o una oportunidad de empleo inmediatos, pero habrá hecho un contacto que podría resultar útil en el futuro.

Llegue temprano

Si no le gusta socializar, entonces es probable que odie ir a eventos con grandes multitudes. Usted no es el único.

Los introvertidos se manejan mejor en conversaciones entre grupos pequeños, pero se esconden ante las multitudes. Un truco simple para evitar estas situaciones es llegar temprano, cuando hay menos gente.
L
legando temprano, usted tendrá la oportunidad de participar en conversaciones “mano a mano” con algunas personas, antes de que aparezcan las multitudes ruidosas.

Usted también tendrá la ventaja de generar la primera impresión en la mente de estas personas, antes de que estén saturadas de tarjetas de presentación y apretones de manos.

De hecho, es posible que tenga tantas conversaciones fructíferas en la primera media hora que usted no tendrá que quedarse hasta que el evento finalice.

Elija un número mágico

Llegar temprano es una gran idea, ¿pero qué pasa si usted sigue estando aterrorizado por la posibilidad de presentarse ante extraños, sin importar cuán pequeño sea el grupo?

Usted puede ser un hombre de negocios inteligente, una persona creativa y un gran trabajador, pero nadie lo sabrá si no abre la boca.

He aquí un consejo: establezca el objetivo de hablar con un número determinado de personas, y cúmplalo, sin importar lo que pase.

Si se promete a usted mismo que va a hablar con un mínimo de 10 personas en un evento de networking, no rompa su promesa.

Podría hacerlo un poco más entretenido, diciéndose: "voy a hablar con cinco personas que vistan de azul y otras cinco que tengan bolsos o maletines grandes".

Sobórnese con un helado de recompensa. O lleve a un amigo y hagan una apuesta – el que le habla a menos gente paga la cena. Al establecer un objetivo, usted tendrá una meta concreta para alcanzar.

Organice un evento por su cuenta

A primera vista, organizar un evento de networking parece una idea tremendamente mala para una persona que odia los eventos de networking, pero tenga paciencia.

Uno de los grandes problemas de la creación de redes de cualquier tipo es el desequilibrio en el poder. Cuando dos extraños entablan una conversación, siempre hay una sutil competencia por una posición.

¿Quién es el que busca trabajo y quién el que busca empleados? ¿Quién es el emprendedor novato y quién el empresario ya establecido?

Una de las formas más fáciles de aumentar su poder es estando a cargo. En lugar de que usted tenga que acercarse a los demás, ellos tendrán un motivo para aproximarse a usted.

Además, como organizador, tendrá la posibilidad de elegir los invitados. Podrá organizar el evento de forma tal que, en cierta forma, todos los asistentes sean socios o empleadores potenciales.

Por supuesto, organizar un evento de networking exitoso no es tan simple como enviar una invitación por LinkedIn.

Todo será más fácil si usted ya tiene una posición de liderazgo en una asociación profesional o una organización cívica.

De no ser así, piense si conoce a alguien que sea dueño o trabaje en un bar, restaurante u otro lugar de reunión. Si usted puede invitar a algún orador interesante, eso también atraerá más asistentes.

Algunas personas estarán dispuestas a hablar de forma gratuita, especialmente si pueden vender sus libros o DVD’s después.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero