4 simples pasos para crear una dieta saludable y balanceada

En este artículo te sugerimos cuatro pequeños cambios en tu dieta que te permitirán empezar a experimentar la salud y vitalidad que mereces:
  
  

Una dieta
balanceada
es una parte muy importante de una vida bien saludable. Un plan
alimenticio inteligente provee energía a tu cuerpo y te permite vivir tu vida al
máximo.

Sin la
alimentación apropiada podrías sentir falta de energía y emoción para realizar
las actividades que debes realizar a diario. La buena noticia es que solo unos
pequeños cambios pueden tener un gran impacto.

1.   La
clave está en balancear

Las
librerías están llenas de libros con dietas que prometen hacerte perder esa
grasa rápido. Muchas veces estas dietas fallan porque requieren que hagas
cambios en tu estilo de vida que no podrías sostener por mucho tiempo. Perderás
peso, pero tan pronto como vuelvas a tu vida normal engordarás de nuevo.

En
cambio, un plan alimenticio balanceado y lógico puede convertirse en tu aliado
de por vida. Ten en cuenta estos aspectos como lineamientos a seguir:

  • Puedes comer
    cualquier cosa que quieras, siempre y cuando practiques la moderación. En
    vez de negarte a comidas que amas, simplemente has elecciones más sabias.
    Busca sustitutos para esa comida que tanto te encanta y que tengan sabores
    parecidos. Si, por alguna razón, caes en la tentación de comerte un postre,
    disfrútalo, sin remordimientos.
  • La principal regla
    a recordar siempre será la de la moderación. Comer mucha carne o mucha pasta
    es poco saludable, pero no hay nada de malo en disfrutarlas de vez en
    cuando. Consume bastantes verduras saludables para que sientas la
    tranquilidad de la saciedad, y complementa con una pequeña porción de eso
    que tanto te gusta (y que tanto daño te puede hacer si abusas)

2.      Peca
de vez en cuando

La
mayoría de las personas a dieta se quejan de sus ganas compulsivas de consumir
comidas poco saludables. Lo cierto es que se puede mantener un estilo de vida
saludable y perder peso al tiempo que disfrutas las comidas que más te
gustan, con moderación.

Si
sientes ganas intensas de comer algo poco saludable, déjate tentar un poco para
que no te sientas en un régimen de privaciones. Eso solo te hará sentir ansioso
y dejarás la dieta antes de tiempo.


3.      La comida saludable puede ser deliciosa

Las
personas tienen la concepción errónea de que toda la
comida saludable sabe mal.
Quienes han dado el paso y han adoptado una dieta más saludable pueden dar
testimonio de que esto es solo un mito. Simplemente debes encontrar sustitutos
de buen sabor a esa comida rica en grasas:

  • Las uvas y la
    sandía, por ejemplo, son una muy buena alternativa a los pasabocas. Ambas
    satisfacen tanto el hambre como la sed, y dejan tranquilas a tus papilas
    gustativas. Si puedes satisfacer tu gusto por el dulce y tu hambre con
    muchas menos calorías que con una barra de chocolate ¿por qué no hacerlo? De
    esto se trata el estilo de vida saludable, de tomar decisiones mucho más
    sabias.
  • Reemplaza las
    gaseosas con jugos de fruta. Vas a tomar una bebida muy deliciosa al tiempo
    que evitarás los efectos tóxicos de las bebidas carbonatadas. Con el tiempo
    podrías incluso reemplazar el jugo de frutas por agua, y evitarías el azúcar
    por completo.


4.      Simplicidad

Los
cambios dramáticos en tu dieta te harán sentir privado y reprimido. Los cambios
pequeños generan grandes efectos y pueden durar por toda la vida, aumentando tu
confianza. Come tu desayuno todas las mañanas para impulsar tu energía y
metabolismo. Complementa tu plan alimenticio con ejercicio regular, y toma tanta
agua como sea posible.

  • Intenta incorporar
    uno o dos cambios pequeños por semana. Cuando hayas creado un hábito
    saludable agrega otro a tu vida, hasta que tengas un estilo de vida
    totalmente saludable. Cuando mires atrás te preguntarás cómo pudiste vivir
    de una forma diferente hasta ahora.
  • Piensa en formas de
    consumir comida saludable en lugar de la comida que engorda. Has de los
    vegetales el centro de tu dieta, puedes comerlos tantas veces como sea
    posible. Usa especies y esencias para darles un mejor sabor.
  • Come granos y arroz
    integrales en vez de arroz blanco y pasta. Consume muchas frutas y verduras
    en lugar de pasabocas y de todo tipo de snacks.

La clave
para adoptar una dieta saludable y balanceada es hacer solo uno o dos pequeños
cambios a la vez. Empieza un hábito hoy. En una o dos semanas adopta un nuevo
hábito o idea para intentar. Antes de que te des cuenta sentirás más energía y
pasión por la vida, sin dejar de disfrutar las comidas deliciosas con tus amigos
y familiares.

Por Lucy
Garner

http://trucosparaadelgazar.net/vip/


Gabriel Gaviña,
Investigador en Medicina Alternativa,
ex-deportista profesional
y ex-paciente de Fibromialgia, es au
tor del libro "Sanar y  adelgazar con la dieta
alcalina
", que te hará descubrir cómo funciona la dieta alcalina y por qué los alimentos alcalinos son
altamente recomendados para tu salud. Encuéntralo ahora haciendo
clic aquí