4 dietas para bajar de peso rápidamente

Estas dietas cortas permiten perder algunos kilos en forma rápida, para luego poder iniciar un programa de mantenimiento en mejores condiciones...

Cuando queremos bajar de peso, ya todos sabemos, existe una sola ecuación: disminuir la ingesta de calorías, y aumentar el gasto a través de la actividad física.

Pero, por supuesto no significa solo “comenzar el gimnasio”, sino que debemos tener claros los objetivos que queremos lograr y llevar a cabo, una actividad programada, con metas concretas.

Dieta de la manzana

La dieta de la manzana es segura y corta. La pectina, los ácidos de las frutas y el potasio queman calorías y mejoran tu metabolismo y tu digestión. Cualquiera puede hacerlo.

No sentirás hambre con estas propiedades de esta fruta y la glucosa de las manzanas mantendrá el azúcar de tu sangre en el nivel apropiado.

Escoge diferentes tipos de manzanas, de tamaño mediano. No las peles, porque hay muchos nutrientes bajo la cáscara. Pero, cuantas son las calorías de una manzana?, Cada manzana contiene aproximadamente 90 calorías.

Dieta de la sopa

La dieta de la sopa quema grasa saludable puede conducir naturalmente a perder peso, y muchos planes de dietas basados en sopas han sido desarrollados para ayudar a la gente a perder libras rápidamente.

Una de las más populares es la dieta de la sopa de repollo y cebolla que usa una receta de sopa de repollo como su principal herramienta para un plan rápido para bajar de peso.

La dieta de la sopa quema grasa puede ser muy efectiva en ayudar a la gente a perder peso si la técnica se hace apropiadamente.

Comer un sólo tipo de alimentos con la exclusión de otros no es aconsejable, pero comer sopa quema grasa al almuerzo y la comida es una forma excelente de asegurarse de que se están recibiendo los nutrientes apropiados en el proceso.

Dieta del pomelo (o la piña)

Otra dieta es la que se puso de moda a principios de los años 70, con el nacimiento de las filosofías hippies y contestatarias. Su base es el consumo de pomelo o piña, alternando con otros alimentos.

Su duración es de una semana una semana y se promete obtener una perdida de dos a tres kilos. Esta dieta no es recomendable para personas con infección urinaria o diabetes.

Durante tres días a la semana sólo se puede comer pomelo o piña, en zumo o fruta. Los cuatro días restantes se permite una alimentación variada, con carne, pescado, huevos y ensalada, guisados con muy poco aceite.

El pomelo (o la piña) se debe incluir como postre. No se puede tomar azúcar, alcohol ni bebidas carbónicas.

Dieta de las proteínas

La dieta  de las proteínas tiene como objetivo la reducción de lípidos y glúcidos en la ingesta, manteniendo el aporte de proteínas que mantienen el balance nitrogenado en equilibrio, obligando así al organismo a consumir sus propias reservas, primero de glúcidos y más tarde de lípidos, con el consiguiente adelgazamiento dirigido al acumulo de tejidos grasos.

Requiere un plan de disciplina nutricional donde es imprescindible cumplir dos normas:

– La base exclusiva de la dieta debe estar formada por proteínas de alta calidad.
– Deben suprimirse los azúcares y las grasas.

La dieta de las proteínas puede producir riesgos a la salud que están asociados a la calidad de los alimentos ingeridos, como alimentos ricos en grasas o colesterol, si no se controla o balancea su ingesta.

Para bajar de peso sin arriesgar tu salud, es necesario consumir los siguientes alimentos:

· Carnes rojas. En el caso de las carnes rojas, lo más recomendable es comer cortes magros o con muy poca grasa. Evitar freír la carne, más bien prepárala a la plancha y con poca sal.

· Huevos. El consumo frecuente de huevos está asociado al aumento del colesterol. Si quieres comer huevos en tu desayuno durante la dieta de las proteínas, haz una tortilla de vegetales con un huevo entero mezclado con claras de huevo (sin yema).

· Pescados. Por lo menos dos veces a la semana, come pescados ricos en Omega 3, como salmón, atún, arenque o pez espada.

· Pollo. Las carnes blancas también son esenciales para la dieta de proteínas. Prepara la pechuga o las milanesas de pollo al horno o a la plancha, usando muy poco aceite. También evita la piel del pollo, que contiene una gran cantidad de grasa.

Tus comidas con la dieta de las proteínas deben estar acompañadas de alguna ensalada fresca o fruta. Y si lo que quieres es masa muscular, puedes acompañar la dieta con arroz y pastas.

Por Carlos Caballero – Autor de la "Guía para bajar de peso en 7 días", que te enseña gran cantidad de trucos y secretos para adelgazar rápidamente y en solo una semana