2 ejercicios sencillos para bajar de peso rápidamente

¿Quieres perder peso? La mejor manera de hacerlo rápidamente es maximizar la cantidad de calorías quemadas y mejorar su metabolismo. Prueba uno de estos dos planes de una semana de duración y prepara tucuerpo para la pérdida de peso...

Plan número uno

Este plan funciona bien para aquellas personas que no hacen ningún ejercicio en absoluto. El objetivo es sacar a su metabolismo de su inactividad y ponerlo en marcha de nuevo.

Pero para hacer esto de forma eficaz, es necesario realizar entrenamientos cortos y tolerables. Realizar entrenamientos de alta intensidad puede parecer la mejor idea para quemar calorías, pero no funciona si después no puede levantarse del sillón durante el resto del día (o la semana).

En este plan, usted deberá ejercitar tres veces al día, pero cada sesión de entrenamiento no durará mucho tiempo. Usted no tendrá que cambiarse de ropa, ya que probablemente no sudará mucho, y no necesitará ningún equipamiento adicional. El ejercicio es el siguiente:

• 7 minutos de caminata rápida

• 7 minutos de estocadas y flexiones de brazos

• 7 minutos de caminata rápida

¿Necesita un desafío un poco mayor? Reemplace la caminata por subir escaleras a una velocidad considerable. Si usted está en el trabajo durante la sesión de ejercicios de la tarde, suba las escaleras de la oficina, haga las estocadas en el descanso y las flexiones en el piso.

¿Por qué funciona?:

La poca duración del entrenamiento hace que se vuelva más fácil de tolerar y es más probable que usted respete el plan. Y, pese a que los entrenamientos son cortos, usted estará quemando una cantidad considerable de calorías sumando las tres sesiones.

Si lo realiza correctamente tres veces al día, usted puede llegar a quemar entre 300 y 500 calorías. Si usted hace esto durante la hora del almuerzo, es probable que disminuya la cantidad de tiempo que le dedica a comer, lo que le ayudará a disminuir la cantidad de alimentos ingeridos.

Plan número dos



Este plan sirve para aquellas personas que ya realizan ejercicio regularmente. El objetivo de este plan es sacar a su cuerpo fuera de la zona de confort para lograr una pérdida de peso rápida.

Usted hará esto incrementando la cantidad de actividad que realiza por día, pero deberá mantener una exigencia moderada en sus sesiones extras de entrenamiento para que su cuerpo y su mente no se saturen.

Su entrenamiento moderado consistirá en agregar entre 30 y 45 minutos de actividad liviana en el horario opuesto al que realiza su entrenamiento normal. Si usted ejercita por la mañana, agregue una caminata a paso ligero por la noche.

¿Usted hace ejercicio por las noches? Considere la posibilidad de ir en bicicleta o caminando al trabajo por la mañana.

Si usted no hace ejercicio todos los días, de tomas maneras debería hacer un entrenamiento liviano en sus días "libres", por lo que estará ejercitando todos los días.

¿Por qué funciona?:


Es muy común que las personas que hacen ejercicio regularmente realicen la misma rutina semana tras semana. Los mismos ejercicios, la misma intensidad, los mismos resultados.

Su cuerpo se acostumbra y se instala, llegando a una meseta. Esta rutina debe modificarse para que usted pueda perder peso.

Usted puede activar su cuerpo incorporando intervalos de alta intensidad, o puede agregar una sesión de ejercicio liviano todos los días, para aumentar la duración del ejercicio. Para muchas personas, la segunda opción resulta más tolerable.


Consejos para una pérdida de peso rápida

Para que cualquiera de estos planes funcione, usted tiene que asegurarse de no comer más alimentos de lo normal para compensar las calorías adicionales quemadas.

El ejercicio adicional puede hacerlo sentir más hambriento, por lo que tiene que estar preparado para superar este desafío. Para potenciar aún más la pérdida de peso, intente superar estos retos:

• Evite el postre. Coma una pequeña porción de fruta en su lugar

• Beba sólo agua. Evite las gaseosas, el café, el jugo y otras bebidas cargadas de calorías.

• Elimine el almidón. En vez de comer alimentos con almidón, como el pan blanco, el arroz o las pastas, reemplácelos por una variedad de proteínas magras y verduras.

• Aumente su actividad, además del ejercicio. Ciertos estudios han demostrado que las calorías que se queman por las actividades que no son ejercicios marcan la diferencia. Bájese del sillón o de la silla y empiece a moverse.

Transforme la pérdida de peso rápida en un éxito a largo plazo

Si respeta este plan, usted debería comenzar a notar algún cambio en su peso o en cómo le queda la ropa después de una semana. Luego hágase esta pregunta: ¿valió la pena?

Si la respuesta es sí, entonces mantenga su plan. Considere la posibilidad de aumentar la intensidad de su ejercicio liviano, incorporando sesiones de ejercicio moderado y de alta intensidad.

Además, controle su dieta para asegurarse de recibir suficientes proteínas como para poder bajar de peso y mantener la masa muscular.

Si la respuesta es no, no se preocupe. Estos planes de pérdida de peso rápida requieren de un gran compromiso. Pero eso no significa que usted deba esforzarse al máximo.


Seleccione algunos elementos del plan que piensa que podría tolerar e intente respetar su propia versión del plan por una semana. Usted perderá peso más lentamente, pero algo es algo.

Recuerde la pérdida de peso rápida puede ocurrir de dos formas: por medio de dietas que lo harán pasar hambre, o combinando hábitos exigentes físicamente pero saludables.


Las dietas de hambre no funcionan, y terminan causándole daño. Elija la opción de los cambios saludables si realmente desea obtener resultados a corto y largo plazo.

¿Quieres aprender técnicas para bajar hasta 19 kilos de grasa en unas pocas semanas?
Las encontrarás en el libro de "Técnicas para quemar grasas y tener un abodmen plano" que encontrarás haciendo clic aquí