10 formas de acelerar tu metabolismo

Acelerar el metabolismo es una de las máximas de quienes quieren bajar de peso, pero la rapidez con la que su cuerpo quema calorías depende de varios factores. ¿Cuáles son? ¿Cómo darle un "empujoncito" a tu metabolismo?



Algunas personas heredan un metabolismo rápido. Los hombres tienden a quemar más calorías que las mujeres, incluso mientras descansan. Y, en la mayor parte de los casos, el metabolismo se desacelera rápidamente después de los 40 años.

Aunque usted no puede controlar su edad, su sexo, o la genética, hay otras maneras de acelerar el metabolismo. Siga leyendo para conocer 10 formas efectivas.

Desarrolle su musculatura

Nuestro cuerpo quema calorías constantemente, incluso cuando no estamos haciendo nada. Esta tasa metabólica en reposo es mucho mayor en las personas con mayor musculatura.

Cada kilo de músculo utiliza unas 6 calorías al día sólo para sostenerse a sí mismo, mientras que cada kilo de grasa quema tan sólo dos calorías diarias.

Esa pequeña diferencia puede aumentar con el tiempo. Además, después de un entrenamiento de resistencia, los músculos de todo el cuerpo se activan, lo que aumentará su tasa metabólica media diaria.

Intensifique su entrenamiento

El ejercicio aeróbico no puede desarrollar músculos grandes, pero puede acelerar su metabolismo en las primeras horas después de entrenar.

La clave está en esforzarse. El ejercicio de alta intensidad puede impulsar ampliamente el metabolismo, especialmente la tasa metabólica de reposo.

Para maximizar los beneficios, pruebe con clases más intensas en el gimnasio o incluya breves intervalos de trote durante sus caminatas.

Llénese de agua



El cuerpo necesita agua para procesar las calorías. Si usted ligeramente deshidratado, su metabolismo se ralentiza.

En un estudio, se demostró que los adultos que bebían ocho vasos de agua o más por día queman más calorías que aquellos que beben cuatro.

Para mantenerse hidratado, beba un vaso de agua o de alguna bebida sin azúcar antes de cada comida o aperitivo. Además, intente comer frutas y verduras frescas, que están llenas de líquido, en lugar de galletitas o dulces.

Bebidas energéticas

Algunos ingredientes de las bebidas energéticas pueden darle un impulso a su metabolismo. Están llenos de cafeína, que aumenta la cantidad de energía que utiliza su cuerpo.

A veces tienen taurina, un aminoácido que puede acelerar su metabolismo y puede ayudarle a quemar grasas.

Pero consumir estas bebidas puede causarle problemas como alta presión arterial, ansiedad y problemas de sueño. No se recomiendan para niños y adolescentes.

Comer entre comidas sin pecar

Comer más realmente puede ayudarle a perder peso, en realidad comer más seguido. Cuando usted ingiere grandes comidas con muchas horas en el medio, su metabolismo se ralentiza entre las comidas.

El ingerir una pequeña comida cada 3 o 4 horas mantiene su metabolismo en funcionamiento, lo que le permitirá quemar más calorías durante el transcurso de un día.

Varios estudios también han demostrado que las personas que comen regularmente suelen comer menos durante la cena y el almuerzo.


Condimente sus comidas

Los alimentos picantes contienen compuestos químicos que aceleran el metabolismo. Ingerir una cucharadita de pimiento rojo o verde puede aumentar su tasa metabólica.

El efecto es temporal, pero si usted come alimentos picantes con frecuencia, los beneficios pueden ser importantes. Para un impulso rápido, condimente los platos de pasta y carnes con chili o con pimienta roja molida.

Acelerando con proteínas

El cuerpo quema muchas más calorías al digerir proteínas que la que utiliza para quemar grasas o carbohidratos.

Aunque usted quiera comer una dieta equilibrada, sustituir algunos carbohidratos con alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas puede impulsar su metabolismo.

Algunas fuentes saludables de proteínas son: la carne vacuna magra, el pavo, el pescado, el pollo, el tofu, las frutas secas, las legumbres, los huevos y los productos lácteos bajos en grasa.

Una inyección de impulso: el café negro

Si usted suele tomar café, usted probablemente disfrute de la energía y la concentración que le aporta su ritual matutino.

Tomado con moderación, uno de los beneficios del café puede ser el aumento en la tasa metabólica a corto plazo.

Recárguese con té verde

Beber té verde o té oolong ofrece los beneficios combinados de la cafeína y las catequinas, sustancias que pueden acelerar el metabolismo en un par de horas.

Las investigaciones sugieren que beber de dos a cuatro tazas de té puede provocar que el cuerpo queme un 17% más de calorías de lo normal, durante ejercitaciones de intensidad moderada.

Evite las dietas estrictas

Las dietas estrictas, las que implican comer menos de 1.000 calorías por día, son desastrosas para cualquier persona que pretenda acelerar su metabolismo.

Aunque estas dietas pueden contribuir a bajar de peso (a expensas de la buena nutrición), un alto porcentaje de la pérdida de peso proviene del músculo.

Cuanto menor sea su masa muscular, más lento será su metabolismo. El resultado final es que su cuerpo quemará menos calorías (y aumentará de peso más rápido) que antes de la dieta.

Isabel de los Ríos, nutricionista certificada, es autora de "Comer para perder", una obra que utiliza un enfoque original y alternativo para adelgazar en forma permanente y saludable. Encuéntralo haciendo clic aquí