Home > > Humor

Chistes de oficina y profesiones

Chistes de vendedores

¿Le comprarías algo a estos "ases" de la venta?

Un vendedor de tomates salía a la puerta de su negocio gritando:
- ¡Vendo tomates, vendo tomates!
Pero resulta que al lado había una tienda de animales que tenía un loro muy burlón que repetía todo lo que oía, y al oír al vendedor decía:
- ¡Vendo tomates, vendo tomates!
El vendedor, harto de que se burlara de él, le tiró un tomate al loro dándole en un ojo y siguió gritando:
- ¡Vendo tomates, vendo tomates!
Pero el loro seguía repitiendo:
- ¡Vendo tomates, vendo tomates!
El vendedor, muy cabreado, le tiró otro tomate dándole al loro en el otro ojo, y siguió gritando:
- ¡Vendo tomates, vendo tomates!
En esto el loro respondió:
- ¡Vendo cupones, vendo cupones!

Una vez estaba un vendedor diciendo:
- ¡Pastillas para la felicidad!
Un señor las compra y dice:
- ¡Pero si estas son aspirinas!
Y el vendedor le dice:
- Pero si me las compra, me hace muy feliz a mí.

Un señor vendía empanadas y decía:
- ¡Caliente las empanadas, caliente las empanadas!
Una señora le compró y estaba fría la empanada y, le preguntó al señor que por qué estaban frías y él le dijo que por eso:
- ¡Caliente las empanadas!

Un vendedor se dirige hacia un señor que va a viajar. El vendedor tiene en sus manos dos grandes maletas, pone las maletas en una silla cercana y le dice:
- Mire señor, estoy vendiendo este reloj.
El señor le responde:
- No gracias, tengo reloj.
- Pero este es un magnifico reloj, mire lo que hace, y el vendedor presiona un pequeño botón y sale una pequeña pieza musical.
El señor le responde:
- Gracias, pero tengo radio.
- Pero eso no es todo, dice el vendedor y le pide su número telefónico, y presiona un pequeño botón y se encuentra llamando a su casa.
El señor convencido le pregunta al vendedor:
- ¿Cuánto cuesta?
- Eso es lo mejor, solo cuesta 200 pesos, dice el vendedor.
- Está bien, responde el señor.
- Mire es suyo, que le vaya bien, y se va.
En eso lo llama el señor y le dice:
- ¡Dejó sus maletas!
Y el vendedor le responde:
- ¡No, esas son las baterías!

Llama un señor a una zapatería y dice el dependiente:
- Le atiende la zapatería Blanco, ¿En qué le puedo ayudar?
- Lo siento, me he equivocado de número.
Y dice el dependiente:
- Pues venga aquí y se los cambiamos.

Si quieres agregar más sonrisas a tu vida, descarga ahora nuestro libro gratis de Humor judío haciendo clic aquí.
O inscríbete gratis en nuestro Taller de la Risa, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Principios de la aromaterapia

Principios de la aromaterapia

Tal vez eres parte de quienes no entienden bien como una simple fragancia puede curar. Después de leer la siguiente nota, todo te quedará mucho más claro

Brochettes de pollo light

Brochettes de pollo light

Las más exquisitas brochettes de pollo en una versión bajas calorías, para que la dieta no te prive de disfrutar la buena mesa

Cómo compartir tus fotos digitales

Cómo compartir tus fotos digitales

Una de las grandes ventajas de las cámaras digitales es su capacidad de compartir fotos digitales fácilmente, y por eso te contamos cómo hacerlo de la manera más conveniente...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: