Yoga para la tercera edad

Una clase de yoga para relajarse, respirar correctamente y ejercitar suavemente los músculos y articulaciones…
Se comienza con un movimiento de balanceo para ambos lados, trasladando el peso corporal.


Hago lo mismo hacia adelante y hacia atrás, manteniendo la respiración y sin doblarnos.

Subo un brazo suavemente, suelto el aire y bajo el brazo. Seguidamente, subo el otro brazo.

Abro los brazos y levanto una rodilla intentando mantener el equilibrio. Luego el otro.

Adelante un pie, junto los brazos y los subo despegando el tobillo de atrás, al bajar exhalo, bajo los brazos y apoyo el talón.

Repito el ejercicio anterior, pero en este momento giro el tronco hacia un costado y coloco los brazos detrás de la cabeza.

Con los pies paralelos, bajamos la cabeza hacia los tobillos, exhalando y relajándonos.

Sobre la colchoneta, apoyamos manos y rodillas. En posición de perro, encorvamos la columna metiendo el vientre.

En la misma posición, intentamos estirar una pierna. Repito con la otra y luego hacemos un círculo con una mano.

Nos recostamos con la espalda sobre la colchoneta y con las manos nos tomamos ambas rodillas. Balanceamos suavemente de un lado a otro la cintura. Posteriormente, nos tomamos solo una rodilla y realizamos círculos pequeños en ambos sentidos.

Estiramos las piernas, con los brazos a los costados y nos relajamos.