Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Yo la serpiente

Y otras poesías

Yo la serpiente

 Sábanas enmudecidas

versan el éxtasis de mis muslos

mientras bebo el sudor de tu vientre.

 

Con mi lengua puntiaguda

fotografía de serpiente lunar,

reconozco el inapagable

punto de tu hoguera,

y después,

poco después,

combatida, exhausta

y humedecida hasta los huesos

saboreo tu sexo

para consagrarlo a mi placer.

 

Inauguración 

Como sombra astuta

danzaste en mi sexo inaugurado,

golpeando la quietud cautiva

de mis acechantes hormonas.

 

Tu mano izquierda

cerró la ventana del miedo

dejando fuera

la ingenuidad de mis días.

 

El tacto se hizo libre al deseo

la conciencia

autorizó el ritual en nuestra piel,

y así…

…esa noche

entre humo vibratorio

brillaron mis pezones

en la cima de tus labios.