Uñas bellas para siempre

Las uñas esculpidas son la mejor opción para lucir las manos en ocasiones especiales. También ayudan mucho cuando las naturales crecen mal o se rompen. En esta nota le contaremos todo lo que tiene que saber antes de adoptarlas

Existe mucha variedad en el mundo de las uñas esculpidas. Van desde las muy extravagantes hasta las más discretas. Se acomodan al gusto de cualquier mujer y son muy fáciles de llevar.

 

Los beneficios son múltiples. Por ejemplo, el tratamiento de colocación es muy corto, sólo lleva una hora y media y luego las uñas requieren algún que otro retoque cada 20 días. Además pueden permanecer durante años en sus manos sin necesidad de cambiarlas constantemente.


Además de esto las uñas esculpidas permiten que las naturales crezcan más sanas y fuertes, por lo que usted puede decidir cuando quiera removerlas y lucir las propias si lo desea.


La tendencia era utilizarlas sólo en casos extremos como cuando las uñas se rompen, se resquebrajan, no crecen con normalidad, y otras clases de problemas. Pero hoy en día son muchas las mujeres que a pesar de tener uñas sanas prefieren las esculpidas, para tenerlas siempre parejas sin correr el riesgo de que se escamen o se corten con facilidad.


Otro beneficio que otorgan es el aprovechamiento del tiempo, ya que no es necesario estar recurriendo a la manicura todas las semanas.


El acrílico que estas uñas tienen es un material seco e inerte, lo que permite que se adhieran con facilidad. En cambio las naturales son grasosas y se forman escamas en ellas. Esto hace que el recambio sea más “traumático” y que el esmalte se salga con facilidad.

 

Pasos para su colocación
 

1.   Se coloca un pedazo de papel aluminio en cada uña, que hace de base para conseguir el largo deseado.

2.   Con un pequeño pincel se debe mezclar un producto sintético molido con un líquido especial para lograr el acrílico. Luego se pinta cada uña sobre la natural, formando de esta manera una película firme y resistente.

3.   Ese material se seca rápido y queda bien rígido. Para darle la forma de su gusto (redondas, cuadradas, ovaladas) se recurre primero a un torno y luego se da el toque final con limas gruesas de cartón.

4.   Cuando se le deba dar un retoque o cuando alguna uña se parta, se extrae la primera capa de producto con el torno, se rellena con la misma mezcla y se vuelve a limar.

5.   Si las uñas todavía se encuentran en buen estado, sólo se rellena el crecimiento, ya que las naturales siguen avanzando desde la cutícula.

 

Ventajas
 

Sin lugar a dudas la primer y gran ventaja es que estas uñas no se mueven ni se despegan. Por eso el acrílico a utilizar debe ser de buena calidad: flexible, transparente, y liviano para que la uña natural soporte el peso.


De esta manera las uñas quedan tan naturales que ni siquiera hace falta pintarlas. Igualmente para las mujeres acostumbradas a usar las uñas pintadas, cualquier esmalte se puede utilizar.


Lo recomendable antes de pintarlas es pasar primero una capa de brillo incoloro para evitar que la uña quede teñida.


Para remover el color se pueden utilizar quitaesmaltes pero es muy importante que no contengan acetona, ya que esa sustancia contribuye a disolver el acrílico. Los mejores quitaesmaltes son los que traen componentes revitalizadores como el aloe vera.


En cuanto al largo preferido por cada mujer siempre es recomendable usarlas de acuerdo al trabajo que tengan y a las actividades diarias que realicen.. Si es una mujer que no realiza ninguna tarea con sus manos, puede llevarlas muy largas.

 

Consejos para su mantenimiento
 

· Cepillarlas diariamente con productos desinfectantes.

· Aplicar productos que contengan sustancias nutrientes (ya sea esmaltes o cremas). Estos deben ser aplicados a la altura de la cutícula para que crezcan más sanas y fuertes las naturales.

· Siempre limarlas con limas de cartón. No utilizar las limas metálicas.

· Es aconsejable concurrir a algún instituto de belleza para aprender otros trucos y retoques básicos.

 

También existe un gel para esculpir y recuperar las uñas que fueron quebradas. Este gel equivale a diez capas de esmalte fortalecedor incoloro. Luego de aplicado este gel se introducen por espacio de 30 a 50 segundos en una pequeñas cabinas que brindan calor, para que se seque el producto.

 

Si bien esto no permite que la uña se restablezca con su longitud original esto se puede lograr aplicando en las puntas de las naturales los llamados tips: que son puntas de uñas que se colocan en el borde. La ventaja es que este sistema sólo requiere algún que otro retoque cada tres meses. Y además si se lo quiere remover, se lo puede lograr con una lima ya que la capa de gel es muy fina.


Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmetología, haciendo clic aquí.