Una argentina en Estados Unidos: “NO PODÍA CREER LO QUE VEÍA”

Pasó mientras los empresarios estaban en sus oficinas. Sucedió cuando los estudiantes estaban en las universidades. Ocurrió en el momento en que los bebes estaban en las guarderías. Nadie en el mundo se lo imaginaba. Al menos, yo no.

Suena el teléfono, y la voz llorosa de una amiga me despierta:

-¿No escuchaste lo que pasó?

Medio dormida contesté:

-No, ¿que?

-!Lo están llamando el atentado mas grande de la historia de los Estados Unidos!

Impacientemente, le pregunte:

-¿A que? !Para de dar vueltas y decime lo que pasó!

-No, que con unos aviones secuestrados atacaron al Pentágono, a las Torres Gemelas, y al World Trade Center.

Sinceramente, mi reacción fue empezar a reírme. Obviamente, mi amiga me estaba cargando. Entonces le respondí:

-Aja, aja, si te creo…y Yasser Arafat está muerto…

Pero no había caso, ella insistía con tales ridiculeces:

-No, no, te estoy hablando en serio…si no me crees, prende la tele.

Inmediatamente, fui a la cocina y prendí la tele. Me quede con la boca abierta de incredulidad. No me podía mover, y tampoco podía despegar la mirada de lo que estaba viendo: gente saltando de las Torres Gemelas, gente escapándose del debris de las explosiones, muertos tirados por todos lados.

Queriendo creer que estaba soñando, o que el televisor me estaba engañando, empecé a cambiar de canal. Fue inútil…

Todos los canales mostraban las mismas atrocidades. Y en ese momento, me agarró la desesperación. Todas las razones por las que estoy viviendo en los Estados Unidos refutadas en instantes.

Miles de personas inmigran a los Estados Unidos, escapando de gobiernos dictatoriales, violentos, o corruptos, para estar en un país estable, donde la palabra “futuro” significa todo.

Donde los ciudadanos le pagan millones de dólares anuales a la policía, a la FBI, y a la CIA, para prevenir tales incidentes caóticos. Entonces, llego a la conclusión que si uno no puede estar seguro acá, no puede estar seguro en ningún lado.

Mientras salto de pensamiento en pensamiento, también cambio de canal en canal. Lo que escuché en el próximo canal me impactó mas que todas las noticias que ya había escuchado:

-“El pueblo Palestino festeja los acontecimientos que ocurrieron en los Estados Unidos esta mañana…”

Apago el televisor. Esas palabras retumbando en mis oídos me dejaron aturdida. Estamos viviendo en el Siglo XXI. Ya pasamos por las Cruzadas, Hiroshima, y el Holocausto.

Uno creería que después de todas las guerras, las batallas, las victorias, y las derrotas, la gente del mundo aprendería a tener un poco de humanidad. Soy una persona optimista, y siempre trato de salir adelante con la mirada en alto, creyendo en un futuro mejor.

Hoy, este incidente dejo a mi optimismo malherido. Pero como el dicho dice, “lo que no nos mata nos hace mas fuerte”. Mas fuerte seremos.

por Carla Bicoff, argentina residente de la Florida desde hace 10 años por motivos de estudio.

Participe en los Foros

 

 

 

 

 

 

 

 

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"