Un hermoso y oculto espacio en Buenos Aires

Tanto para aquellos porteños que busquen un momento de calma en la “movidita” Buenos Aires, como para aquellos visitantes que deseen conocer un costado oculto de esta gran ciudad, existe la alternativa de realizar una caminata nocturna por dos de sus más hermosas reservas ecológicas.
  
  

Estos originales paseos,
se realizan en la de Costanera Sur y la de la Ribera Norte, siempre con la
seguridad y supervisión de un guía experto.

 En el primero de los
casos, el de la Costanera Sur, se puede optar por las excursiones gratuitas que
se brindan una vez al mes, cuando está prevista luna llena. El paseo dura tres
horas y comprende cinco kilómetros, en los cuales se realizan ejercicios de
relajación, y se muestran diversos tipos de animales nocturnos.

   Es importante que
recuerde que para participar de esta caminata, debe efectuar una reserva previa
comunicándose al teléfono (541) 4893-1588 / 1597.

 En tanto, también existe
la opción de las salidas a la Ribera Norte, de San Isidro, en las afueras de la
Capital Federal. Allí se recorre, durante dos o tres horas, un tramo que
comprende un paseo por un ceibal, una laguna, el bosque y la playa, en donde se
pueden observar más de 200 especies de aves, garzas “brujas”, murciélagos, y una
gran variedad de árboles, como sauces criollos, juncos, y duraznillos. 

Se suele salir una o dos
veces al mes, generalmente los sábados, y no se permiten menores de 14 años.
Aquí también es necesario llamar con antelación, comunicándose al teléfono (541)
4747-6179, y además abonar el costo por cada persona, que es de tres pesos (un
dólar).

 Quienes han participado
en alguna de estas dos caminatas, solo tienen palabras de elogio para las
mismas, señalando que es una gran terapia de relajación, para combatir el
sedentarismo, oxigenar los pulmones, y aprender más sobre flora y fauna.

 Los organizadores, por su
parte, recomiendan llevar calzado y ropa cómoda, repelente de mosquitos, y una
botella de agua, para hacer de la caminata un paseo óptimo.