Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Transmitiendo el significado de las reuniones familiares

Haciendo memorables sus reuniones familiares, podrá lograr que sus hijos y nietos mantengan esa tradición, preservando así la unión familiar. En esta nota, algunas sugerencias para la mejor de las celebraciones
  
  

El mundo actual
es muy diferente al que supimos vivir. Es un mundo alocado y en constante
movimiento, donde todos parecieran correr en una carrera que nadie entiende muy
bien hacia donde los lleva. Y con cada vez menos tiempo para juntarse, las
familias necesitan cada vez más tratar de hacer que cada reunión en la que se
junten, sea lo más especial posible.

Por eso, sin
importar que fiesta se celebre, a continuación le presentamos algunas
sugerencias para hacer que cada momento del año en que se celebran estas
reuniones de familiares sean especialmente memorables.

Un reunión
inolvidable


Comience
hablando acerca de la procedencia de muchos de los objetos que se encuentran en
la mesa ¿de dónde salieron los manteles? ¿la cristalería? ¿la vajilla de
plata? ¿la mesa y las sillas? Hablar acerca de la gente que alguna vez los
utilizó, y lo que ellos significan para usted, puede ser la mejor forma de
comenzar a compartir sus memorias.

Hable acerca de las cenas en las reuniones
pasadas. ¿Recuerda cuan bien había salido el pollo que cocinó su consuegra?
¿Cómo aprendió su nuera la famosa receta de los mariscos? ¿Qué otros platos
tienen alguna historia que valga la pena contar?

Coman bien y siéntanse alegres. Las
familias y los amigos que se reúnen alrededor de la mesa para un delicioso
banquete, jamás deberían pasar por alto las bromas, la alegría, y los grandes
recuerdos. De hecho, se han filmado películas, redactado poemas y escrito
libros al respecto.

Respecto a sus
nietos, incentívelos para que confeccionen tarjetas, para lo cual debería
proveerles nada más que brillantina, marcadores, goma de pegar, cartón,
calcomanías, y algunas indicaciones creativas.

Luego, permítales
elegir quién se sentará en cada lugar y próximo a quién. Los resultados de
hacer esto son siempre satisfactorios, pues si siempre ha habido una “mesa
de lo chicos”, ellos tendrán ahora la oportunidad de integrarse más a la
familia. Los niños y adultos que se mezclan juntos en parte de la misma mesa
familiar, pueden contribuir a crear la mejor de las reuniones.

La toma de fotos
nunca debe estar ausente, y de hecho debería ser una tradición si todavía no
lo es, para que sus nietos puedan verse a sí mismos y a su familia según pasan
los años. No deberían estar ausentes las tomas del brindis, la mesa de la
cena, y los decorados interiores especiales, así como tampoco las fotos
individuales, y de cada familia.

Haga todo esto
divertido. Permita que los niños den un toque de originalidad a sus fotos
familiares mediante diferentes posturas y accesorios. Ellos disfrutarán mucho
de hacerlo, y a usted le quedarán fotos distintas de la habituales, mucho más
atractivas a las vistas de todos. A propósito, ¿Recuerda cuando fue la última
vez que tomó una foto de usted sólo con sus hijos, y otra de usted sólo con
sus nietos?

Por último,
ponga una identificación a todos estos retratos, para poder luego compartir
esta herencia. Para esto, podría hacer un café y un chocolate caliente para
invitar a sus hijos y los niños unos días después de la celebración, y
pedirles que le ayuden con las referencias, al tiempo que les podría enseñar
viejas fotos familiares, que tal vez sus hijos y nietos no conozcan. Hable
acerca de sus antepasados, cuente sus anécdotas y memorias.

Anote asimismo
sus pensamientos o, mejor todavía, grabe en vídeo la conversación que
mantenga con sus hijos y nietos. Esta es su historia y la de sus nietos. Pero lo
importante será que no deje de anotar los nombres y demás datos en las fotos
de los padres, abuelos, tíos y bisabuelos, que son la base de su familia
actual, y será imprescindible para que sus nietos conozcan mejor su familia en
el futuro.

Pero
nunca deje de hacer estas reuniones familiares anuales lo más significativas
para sus nietos, explicando al mismo tiempo por qué son significativas para
usted. De esta forma, se asegurará que el legado familiar y los encuentros se
mantengan siempre vivos.