Todo sobre las plantas colgantes

Pocas cosas pueden cambiar por si solas la ambientación de una casa, entre ellas las plantas. En muchos casos la ubicación adecuada puede ser un problema, para eso son recomendable las plantas colgantes...

Unas plantas bien combinadas, de distintos tamaños y colocadas a diferentes alturas pueden quedar como un elemento muy importante en la vestimenta del hogar, o en un macetero colgante que resalta la belleza de la planta.

Existen diversas variedades de este tipo de plantas. Esta la Campánula, que mantiene las flores durante todo el verano, y si se cuida puede durar muchos años, aunque tendrás que podarla cuando pase la floración. En verano deberá regarse moderadamente, mientras que en invierno escasamente.

La Saxifraga, que sus hojas son verdes con nervios blancas por la parte de arriba y rojo por debajo, y en el extremo se formas plántulas colgantes. En verano hay que abonarla quincenalmente y mantener el post húmedo. Los racimos de flores aparecen al final de la primavera.

La llamada Planta del dinero, que conviene no exponerla al sol ni tampoco regarla demasiado y si ves que se estropea, pódala y deja que vuelva a brotar. Haz que crezca más frondosa despuntando los brotes. Y otros tipos de plantas que pueden adaptarse al colgante:

Columnea. Debe estar lejos del sol directo ya que necesita una humedad ambiental muy alta. Florece a principios de primavera.

Amor de hombre. Crece muy rápido y es muy resistente. Hay que evitar que la tierra se encharque. Despúntala y haz que se ramifique.

Fucsia. Necesita luz brillante, pero sin sol, riegos moderados pero evitando que se encharque y hay que estar en una temperatura entre 10-25ºC.

Zebrina. Es de la familia del amor de hombre, solo se diferencian por el color, ya que la zebrina es de unos tonos púrpura y plateados los cuales mantiene con el sol directo. Para que drene bien se debe poner debajo una capa de gravilla. Riegos moderados.