Terapia con bichos, rara pero efectiva 

Puede parecer que hablamos de medicina vudú, pero los nuevos tratamientos con gusanos, a pesar de dar un poco de repulsión, pueden tener propiedades curativas asombrosas.

Gusanos que curan heridas profundas

 

Hay una cosa que los gusanos hacen bien: comer tejido y piel muerta, ya sea en animales atropellados en un accidente vial o en un ser humano viviente. De hecho, a principios del siglo XX, los gusanos eran utilizados para tratar infecciones de tejidos y huesos en los humanos.

 

Esto se denomina terapia con gusanos, e incluye una larva llamada Phaenica sericata. Las larvas son desinfectadas antes de ser usadas, para que no sean un factor que agrave aún más la infección que intentan combatir.

 

Dos veces por semana, las larvas son colocadas en la herida por 48 ó 72 horas. Al comer solamente el tejido muerto, dejando el tejido sano intacto, llevan adelante un proceso llamado debridaje (remoción de tejidos muertos o dañados).

 

Se cree que las larvas segregan unas sustancias que combaten la infección. Las nuevas investigaciones han revivido esta terapia con gusanos; en un estudio reciente, las heridas que habían sido tratadas pre-quirúrgicamente con gusanos no desarrollaron infecciones luego de la operación.

 

En los casos en que las heridas no fueron tratadas con terapia de gusanos, alrededor de un tercio de las mismas presentaron infecciones más adelante.

 

La saliva del Monstruo de Gila combate la diabetes

 

El Monstruo de Gila (Heloderma suspectum) es un reptil no muy amigable, pero parece que su saliva tiene usos médicos interesantes. Una droga experimental derivada de la saliva de este animal parece ayudar a que las personas que sufren de diabetes tipo 2 recuperen el control de su nivel de azúcar en sangre.

 

Otra ventaja es que esta nueva droga, llamada exenatide, no causa el aumento de peso que otras drogas contra la diabetes sí provocan. Este aumento de peso es una gran frustración para las personas que intentan controlar su diabetes. Y según nuevos estudios, el exenatide también ayuda a conservar las células que producen insulina.

 

Huevos de gusano que calman el dolor abdominal

 

Pese a que la idea de tragar huevos de gusano puede revolvernos el estómago, parece que estos huevos calman el dolor abdominal causado por la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD). La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son los cuadros de mayor gravedad dentro del espectro de la IBD, pues causan inflamación, úlceras y sangrado en el interior del tracto digestivo.

 

En países subdesarrollados con condiciones sanitarias deficientes, la IBD casi no existe. Los investigadores especulan con que esto se debe a la gran cantidad de gusanos parasitarios que habitan en los intestinos de animales y humanos.

 

En un estudio reciente, se le dio a siete personas que sufrían de IBD una solución que contenía miles de huevos de Trichuris suis, un tipo de gusano. Cada dos semanas recibían una nueva dosis de esta solución con resultados excelentes, todo según el informe de la Universidad de Iowa.

Incluso se sabe que alguno de estos pacientes han estado tomando esta solución de huevos de gusano durante años y su salud sigue siendo muy buena. Se cree que los huevos secretan una sustancia que “calma” al sistema inmune cuando se encuentra hiperactivo por estar combatiendo la IBD u otras enfermedades como el lupus, la esclerosis múltiple y la psoriasis

 

Pese a que sólo pensar en una terapia de este tipo puede espantar a cualquiera, hay que pensar que estos huevos existen hace tres millones de años. Y un tercio de la población mundial anda lo más campante con estos huevos en sus tractos digestivos sin tener ningún problema mayor.

Creer o reventar.

Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.