Tanorexia

La tanorexia es la obsesión por el bronceado. Conozca de qué se trata esta nueva adicción...

Cada vez más hombres y mujeres quieren permanecer bronceados todo el año. Los solariums están llenos de gente que quiere estar morena siempre, pero los efectos dañinos son muchos y la exposición frecuente puede llevar a contraer cáncer de piel.

Quienes están bajo los efectos de esta obsesión creen que nunca están demasiado bronceados, siempre quieren estar más morenos y nunca es suficiente.

Pierden el sentido de la realidad y la apariencia, así como suele pesar con otras adicciones como la anorexia”
, sostiene la dermatóloga argentina Mónica Rey.

Son mujeres quienes más sufren esta enfermedad, según las estadísticas. El margen de edad oscila entre los 25 y 40 años.

Las mujeres deben tomar conciencia al respecto, ya que el cáncer de piel mata cada vez más a más personas en el mundo.

Los efectos nocivos del sol y de las cámaras artificiales de bronceado son demasiados y no hay que exponerse innecesariamente.

Para estar bonitas no es necesario carbonizarse al sol ni mucho menos dejar la salud en la piel
”, argumenta la especialista.
 

Para tener en cuenta sobre la tanorexia: 

 Puede provocar cáncer de piel

 Abrasiones

 Arrugas prematuras

 Los daños que se produce el sol y los rayos ultravioletas son acumulativos 

Los adictos al sol o al bronceado artificial sufren fotoenvejecimiento prematuro. “Se diagnostican dos millones de casos nuevos al año en el mundo de cáncer de piel, de los cuales el 90 por ciento corresponde a las radiaciones ultravioletas”, asegura Rey.

Quienes están más expuestos a sufrir de tanorexia son las personas delgadas, fumadoras y de raza blanca.

El culto a la apariencia física ha despertado innumerables trastornos. Uno de ellos es la obsesión por estar bonitas. El bronceado es sinónimo de estar bien y pasarla bien.

Los cuerpos se exhiben casi desnudos en la playa y un tono bronceado puede ser seductor, pero ya cuando se necesita estar cada vez más moreno, se piensa solamente en eso y se va todos los días al solarium para acentuar cada vez más el color, es un vicio y como cualquier adicción, se convierte en una enfermedad que requiere tratamiento inmediato
”, comenta la psicóloga española Marta García Ruel.
 

Consejos sobre el bronceado: 

 No perder de vista que el bronceado produce enfermedades peligrosas

 Protegerse debidamente cuando se acude a la playa con protectores y cremas solares y no abusar del sol en horas punta.

 Evitar acudir a los centros de estética para broncearse. Si se los frecuenta, empezar por disminuir el número de visitas.

 Acudir al dermatólogo una vez al año. Mucho más si se ha estado expuesta al sol durante toda una vida. Las arrugas prematuras, aparición de manchas o lunares requieren observación, mucho más si se ha tomado el sol de manera constante. 

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.